Guía de Edimburgo: Día 1

Imagino que si estás leyendo esto es porque estás planeando tu viaje a Escocia o puede que estés buscando un destino único y diferente para tus vacaciones a falta de ese pequeño empujón. Sígueme en esta pequeña guía de Edimburgo y déjate convencer. Aquí te voy a contar cómo disfrutar al máximo de esta maravillosa ciudad.

Ahora, seguro que te estas preguntado: ¿Cuánto tiempo se necesita para visitar Edimburgo por completo? Lo cierto es que después de dos años viviendo aquí, esta ciudad todavía me sigue sorprendiendo con nuevas calles, caminos, edificios, parques o rincones que, a pesar de no ser una atracción turística, no tienen desperdicio alguno y son dignos de enmarcar. Para mí, no hay una respuesta acertada. Por ello, tanto si vienes de paso antes de tu viaje a las Highlands, como si vienes expresamente a pasar unos días, esta es tu guía definitiva de Edimburgo.

A pesar de la gran habilidad de las compañías aéreas para ofrecer vuelos en los mejores horarios posibles (nótese la ironía), esta guía de Edimburgo está dividida en días completos, de manera que cada cual pueda adaptar su visita y tener una experiencia más que agradable en Edimburgo, independientemente del tiempo disponible.

¿Empezamos?

Índice de contenidos
  1. Antes de empezar
  2. Guía de Imprescindibles en Edimburgo
    1. Old Town
    2. New Town
    3. Y hasta aquí el primer día de tu guía por Edimburgo

Antes de empezar

Como imagino que ya sabrás, Edimburgo es la capital y segunda ciudad más grande de Escocia, por detrás de Glasgow. A diferencia de otras capitales de Europa, Edimburgo es más bien una ciudad pequeña, sin edificios altos, sin metro y sin catedral. Pero creedme, esto es lo que la hace especial. Además, esta magnífica ciudad se caracteriza por su terrible historia, sus pintorescos escondites y su mágico ambiente. ¿Quieres saber más?

Cabe destacar que el traslado del aeropuerto al centro y viceversa está disponible las 24 horas. El aeropuerto está a tan solo 30 minutos y es fácilmente accesible en bus, tranvía y taxi.

Mi recomendación: sea la hora que sea, coge el bus 100, el que encontrarás nada más salir por la puerta del aeropuerto. El billete simple cuesta unos £4, pero merece la pena comprar el billete con vuelta (return) por £7.5 y un máximo de dos semanas para usarlo. Además, no hace falta comprarlo con antelación, se puede pagar con tarjeta en el bus en el mismo momento en que te subes. Con una frecuencia de 10 minutos durante el día y 15 minutos durante la noche, es el mejor y más rápido transporte hasta Princes St, el mismísimo centro de Edimburgo. Una vez ahí, la comunicación en bus a cualquier parte de la ciudad donde te alojes es simplemente genial.

Guía de Imprescindibles en Edimburgo

Old Town

Edimburgo está dividida en dos mini ciudades: Old Town y New Town, separadas por la estación de tren central de Waverly. En muchos otros blogs verás que recomiendan verlas por separado, pero no puedo estar más en desacuerdo. Ambas partes tienen lugares imprescindibles que visitar y ya que en menos de 15 minutos puedes pasar de una a otra, hay que tomar ventaja de ello.

Sin embargo, lo mejor para empezar el día es un buen desayuno. Si hay algo que los escoceses se toman muy en serio es su primera comida del día, ya que los horarios son un poco distintos a los nuestros. No te preocupes si eres de poco madrugar, hay cientos de lugares donde tomar el brunch(breakfast + lunch), que viene siendo nuestro almuerzo de toda la vida. Asegúrate de ir con tiempo y reserva si es necesario debido a las actuales restricciones por covid.

Lugares para el desayuno o brunch: Thirsty Pallets (Leith), La Viola (Tollcross), Levels (Old Town), Loudon (Old Town), The Pantry (Stockbridge).

Royal Mile

Una vez con el estómago lleno, comenzaremos nuestra visita por Edimburgo desde su centro neurálgico, la famosa Royal Mile (la milla real). Si no has escuchado hablar de ella, es la calle que atraviesa el casco histórico de la Old Town, desde el Castillo de Edimburgo en su parte más alta, hasta el Palacio de Holyrood, la actual residencia real en Escocia, a los pies de esta montaña volcánica. Y es que la distancia que une estos dos emblemáticos es edificios es de 1,81 km, el equivalente a una milla escocesa.

La Royal Mile se divide en cuatro tramos, de arriba a abajo: Castlehill, Lawnmarket, High Street y Canongate. Por eso debe ser un poco confuso encontrar carteles que indiquen ambos nombres para la misma calle. A mí personalmente, siempre que visito una ciudad que no conozco, me gusta ir a la oficina de turismo antes que nada y pillar un mapa del lugar. Curiosamente, el iCentre (como se conoce aquí) se trasladó recientemente a High Street, por si te gusta hacer lo mismo.

Free tour

Hight Street es además el punto de salida de todos los tours de Edimburgo. No hay nada mejor para empezar a empaparte de la cultura de una ciudad que caminarla y perderse por sus calles descubriendo rincones insospechados. Pero para no deambular sin rumbo como pollo sin cabeza, un tour es la solución. Además, los hay ¡gratis! ¿Gratis? Sí, gratis. ¿Hay algo en esta vida que sea gratis? Cierto, son tours gratis, pero tú valoras el trabajo del guía y ofreces la voluntad al final. Durante dos o tres horas, te empaparás de todos los secretos, curiosidades e historias de Edimburgo. Solamente hay que recordar que estos guías no tienen un sueldo fijo, viven de las propinas, pero aun así su pasión y amor por la ciudad hará que tu visita sea mucho más amena y divertida.

¿Te he convencido? Pues adelante. No olvides reservar en sus páginas web o ve directamente a hablar con ellos en High Street. Se les reconoce fácilmente por sus paraguas de colores. Mi favorita siempre ha sido la empresa Sandemans (paraguas rojo), con tours gratis por todo el mundo y todavía mi primera elección siempre que viajo. Por supuesto, también ofrecen tours de pago que merecen la pena si dispones de más tiempo y te apetece conocer la parte oscura de Edimburgo, como el Tour de los Fantasmas o la visita al Real Mary King’s Close.

Dónde comer

Si has seguido mi consejo, ya estarás un poco más [email protected] con la zona vieja de Edimburgo: Royal Mile, Victoria Street, Grassmarket (busca el punto con la mejor vista para selfie de Edimburgo) y el cementerio de Greyfriars. Es hora de la parada para comer. Ten en cuenta que el lunch en Reino Unido se hace entre el medio día y las 2 pm, aunque son conscientes del turismo y el horario de cocina puede que se extienda en algunos sitios. Más abajo te cuento sobre la cena.

Sin duda, no temas en entrar a cualquier restaurante o pub por muy pequeño o estrecho que parezca desde fuera. Muchos de ellos suelen tener un jardín secreto en su interior (beer garden) o incluso varias plantas con espacio disponible hacia arriba y hacia abajo. Es común encontrarte sitios en lo alto de un edificio con vistas, como en un sótano acogedor. Puesto que la intención es explorar un poco más la ciudad vieja antes de cruzar el puente, en esta guía de Edimburgo te dejo unas cuantas recomendaciones por la zona. No olvides probar la especialidad escocesa: haggis.

Lugares donde comer (lunch): The Last Drop (Grassmarket), Maison Blue (Victoria St), Howies (Victoria St), Mums (Forres Rd), Deacon Brodies (Royal Mile), The Devil’s Advocate (Advocate’s Close), Bubba Q (Royal Mile).

Castillo de Edimburgo

Para bajar un poco la comida, continuaremos la visita desde la explanada del castillo. Mucha gente suele preguntarme si merece la pena pagar la entrada del castillo. Yo soy de la opinión de que realmente no necesitas entrar para llevarte una increíble memoria de Edimburgo, especialmente si vienes solo un par de días y no quieres pagar los £17,5 (aquí) que cuesta la visita. Pero sí que es cierto que su fascinante historia y el hecho de que esté construido sobre una montaña volcánica inactiva atrae bastante, además de la vista 360º de toda la ciudad. A pesar de ello, subir a la explanada es completamente gratuito y más que suficiente para el primer día, obteniendo también unas vistas asombrosas hacia ambos lados.

The Hub

Después de unas cuantas fotos obligadas, comenzamos nuestro camino en descenso por la Royal Mile, donde encontraremos tiendas de souvenirs y productos típicos escoceses.

Seguidamente verás esa especie de iglesia puntiaguda en forma de aguja. Completamente lejos de ser una iglesia convencional, se trata de un edificio público de arte y eventos. Y es que en Escocia, la Iglesia no está subvencionada por el gobierno, viéndose obligada a encontrar otros métodos para mantener su estabilidad económica. Para ello venden sus edificios a empresas privadas o los alquilan para eventos, locales o cualquier tipo de actividad que se te pueda ocurrir. The Hub es la sede del Festival Internacional de Edimburgo. Pero no es nada raro encontrarte con bares, restaurantes y hasta sitios de escalada en estas iglesias alrededor de toda la ciudad. Pasa a ver, es gratis.

St Giles Cathedral

A la altura de la estatua de Hume, casi cada fin de semana, suele haber un gaitero vestido con el traje tradicional escoces, kilt, la famosa falda de cuadros. ¿Realmente no llevan nada más debajo de la falda o es un mito? Déjate embriagar por el sonido de la gaita y acércate a preguntarle.

Un poco más abajo nos toparemos con la catedral de Edimburgo, St Giles’ Cathedral. ¡Un momento! ¿No dijiste que Edimburgo no tenía catedral? Así es. Se le otorga el título de catedral de manera popular porque realmente si fue oficialmente catedral de Edimburgo durante unos años en el siglo XVII. Desde entonces y debido a la reforma de la Iglesia, esta catedral no ha tenido obispo, perdiendo así su título de catedral. No obstante, la entrada es gratuita (aunque a la entrada se recomienda una donación de £2) y merece la pena pasar a ver su arquitectura y arte interior que en ocasiones se convierte en escenario de conciertos y eventos privados.

New Town

Tras esta parada, nos dirigiremos hacia la ciudad nueva, la New Town. Aun varios sitios por descubrir en la Old Town, como el Palacio de Holyrood, los Closes de la Royal Mile y Canongate (la parte baja), pero considero los siguientes lugares más imprescindibles.

Hay varias formas de llegar al otro lado de las vías del tren, como atravesando North Bridge, el puente maldito (¿Quieres saber por qué? Déjame un comentario), The Mound o Cockburn Street. En esta ocasión tomaremos ésta última desde High Street. Cockburn es una de las calles más pintorescas de Edimburgo, llena de vida por su ambiente de tiendas, cafeterías, bares y música en directo. Parece haber sido sacada de las películas de Harry Potter. De hecho, …nah ya te contaré fuera de la guía de Edimburgo (aquí tienes un comienzo). Es el lugar ideal para tomar un café o té de media tarde para reponer fuerzas.

Scott Monument

Nada más acabar la calle, te chocarás de lleno con dos de los edificios más destacables del skyline de Edimburgo, el Scott Monument a la izquierda y el Balmoral Hotel a la derecha. El Scott Monument, con 61 metros de altitud, es el segundo monumento más alto del mundo dedicado a un escritor, el escocés Sir Walter Scott. Afortunadamente, y si eres capaz de escalar sus casi 300 escalones, se puede visitar y subir a su parte alta por £8. Por otro lado, y según mi opinión personal, las vistas no son las mejores de la ciudad. Te dejo aquí el enlacepara las reservas, aunque por la actual situación de pandemia se encuentra cerrado.

Balmoral Hotel

El otro edificio es el Balmoral Hotel, ubicado junto a la estación de tren de Waverly, uno de los hoteles de 5 estrellas más conocidos de Edimburgo. Si alzas la vista verás su característica más notable y por ello su amplia fama, la torre del reloj. 58 metros de altura y más de 100 años de historia tras esas paredes. Lo más curioso, es que el reloj siempre da la hora mal. Tiene un desfase de exactamente tres minutos. Se decidió adelantar la hora para evitar que los viajeros de la ciudad no perdiesen su tren o tuviesen tiempo de comprar su billete antes del silbato. El único momento en el que el reloj marca la hora exacta es en Nochevieja, donde se ajusta para la ocasión y se vuelve a desajustar tras el año nuevo para volver a dar ese desfase. Curioso, ¿verdad? Esto es Escocia.

Calton Hill

Por si no te habías dado cuenta, te encuentras en Princes Street, la calle principal de la New Town. Siempre saturada de gente, repleta de tiendas y cafeterías es la más turística de la capital escocesa. Para terminar el día, pasa por delante del Balmoral Hotel y dirígete a Calton Hill, un parque en lo alto de una montaña escocida en pleno centro de Edimburgo. A día de hoy, sigue siendo uno los mejores sitios para desconectar del bullicio a solo un paso del corazón de la ciudad.

Una vez arriba, contempla las vistas hacia el Firth of Forth (el fiordo escocés), o disfruta de Princes Street, el Castillo y la Old Town desde lo alto, o sube a las columnas para ver la puesta de sol. Acomódate, no tiene desperdicio.

Y hasta aquí el primer día de tu guía por Edimburgo

A tener en cuenta. Los británicos por lo general no cenan, le llaman tea (té) a lo que viene siendo una merienda sobre las 6 de la tarde y con eso aguantan hasta el día siguiente. Si tienes la suerte de visitar Edimburgo en fin de semana, es posible que tus opciones sean mayores para encontrar un sitio de cenas abierto hasta tarde. También cabe mencionar que en función de la época del año, la puesta de sol puede ser a las 4 pm o incluso a las 11 pm.

Espero que esta mini guía de Edimburgo te sirva de ayuda en tu visita rápida por el que es mi actual hogar. Si te ha quedado alguna duda o sugerencia, escribe un comentario o visita mis RRSS, estaré encantado de ayudarte. Si por el contrario, te quedas otro día más, deja que te siga mostrando la incansable belleza de Edimburgo en el siguiente día de la guía.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Guía de Edimburgo: Día 1 puedes ver mucha más información en la categoría Europa en 2023.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir