Qué ver diferente en Buenos Aires. Lugares inolvidables de la gran ciudad

Uno se pregunta siempre qué ver en Buenos Aires diferente, cuáles son los lugares misteriosos poco visitados a los que no llega cualquier visitante.

Para conocer realmente Buenos Aires, capital cultural de América Latina, le damos una guía para descubrir esos lugares secretos que sólo los porteños conocen y que en general no son destinos a los que llegan los turistas comunes.

En este post les enseñaremos los 10 principales lugares para tener una visión diferente de la ciudad.

Para que les sea muy fácil conectar con ellos los iremos presentando de acuerdo a los barrios donde se encuentran y cerca de los lugares que les recomendamos en otro post para alojarse.

Índice de contenidos
  1. 1. La Torre del Fantasma:
    1. Qué ver diferente en Buenos Aires
  2. 2. La estación fantasma:
    1. Qué ver diferente en Buenos Aires, bajo tierra.
  3. 3. Palacio Barolo:
    1. Qué ver diferente en Buenos Aires con un toque de misterio
  4. 4. Edificio Kavanagh:
    1. Qué ver diferente en Buenos Aires atado a un mito.
  5. 5. Feria de Mataderos
  6. 6. El Palacio de los bichos
    1. Qué ver diferente en Buenos Aires atado a la leyenda
  7. 7. Palacio Noel
    1. Qué ver diferente en Buenos Aires con un lujo de otro tiempo
  8. 8. Palacio Cangallo, sede de la Masonería en Buenos Aires
    1. Qué ver diferente en Buenos Aires y el misterio de la masonería
  9. 9. Edificio Otto Wullf
    1. Qué ver diferente en Buenos Aires y su arquitectura peculiar
  10. 10. Abadía de San Benito de Palermo
    1. Restaurada y puesto en valor

1. La Torre del Fantasma:

Uno de los lugares para ver en Buenos Aires, y que no es común hallar en las reseñas turísticas es éste.

Este edificio fue mandado a construir por una rica hacendada de la provincia de Buenos Aires, María Luisa Auvert Aurnaud en 1908.

Según la historia, al principio fue vivienda particular hasta que la dueña decidió, de un momento a otro, abandonarlo y alquilarlo a un grupo de artistas plásticos.

Dicen que entre ellos había una pintora llamada Clementina a la que un diario le sacó fotos en su atelier para una entrevista.

La cosa es que cuando la periodista reveló las fotos, aparecieron figuras de duendes entre los cuadros y los muebles que jamás habían visto antes.

Qué ver diferente en Buenos Aires

Pocos días después la pintora se arrojó por el balcón hacia la calle. Y nunca se supo el porqué de tal determinación.

En una esquina que da a tres calles aparece este edificio extraño. Está en la calle Benito Pérez Galdós 390 en el barrio de La Boca.

Torre del Fantasma

2. La estación fantasma:

La ciudad tuvo su primer transporte subterráneo en el año 1913, se le llama «subte» y la línea A fue la primera.

Se decía que en Rivadavia al 2300 en el barrio de Balvanera, había una «estación fantasma» porque entre las estaciones Pasco y Alberti había una media estación abandonada.

Incluso se impuso que en las viejas formaciones de casi 100 años se apagaban las luces al pasar por el lugar.

Qué ver diferente en Buenos Aires, bajo tierra.

La cuestión es que desde 1951 permanece cerrada y tapiada y se conserva en su estado original.

Sobre la estación, en la Avenida Rivadavia, estaba el Edifico del Pueblo, que era la sede del Partido Socialista ,incendiado en 1953.

Un lugar para ver en Buenos Aires a través del viaje en el «subte», que lo sorprenderá.

Casa del Pueblo, sede del Partido Socialista, a la izquierda la entrada a la estación fantasma.

3. Palacio Barolo:

Sin dudas, uno de los lugares que ver en Buenos Aires y que pocos disfrutan.

Diseñado por el arquitecto italiano Mario Palanti e inaugurado en 1923 fue en su momento el edificio más alto de América del Sur y rápidamente se constituyó en otro de los misterios de Buenos Aires.

Con un estilo ecléctico que representa la Divina Comedia de Dante Alighieri, ostenta una cúpula inspirada en el templo hindú Rajarani Bhubaneshvar para comunicar el amor tántrico entre Dante y Beatrice.

Luis Barolo, el propietario, productor agropecuario contrató en 1910 a Palanti para construir este edificio para rentas. Como otros europeos pensaba que Europa tendría guerras que hundirían el continente.

Qué ver diferente en Buenos Aires con un toque de misterio

Barolo quiso que el edificio fuese inspirado en «La Divina Comedia«. La división del palacio tiene 3 partes: Infierno, Purgatorio y Cielo.

Tiene 9 bóvedas en el acceso que representan los nueve pasos de iniciación y las nueve jerarquías infernales.

El punto más alto de la cúpula del edificio de 22 plantas llegaba a los 100 metros por un gran faro giratorio de 300000 bujías.

El faro representaba los 9 coros angelicales y sobre él está la constelación de la Cruz del Sur que se ve alineada con el eje del Barolo en los primeros días de junio a las 7:45 pm

Los 100 metros de altura corresponden a los 100 cantos de la obra del Dante, y los 22 pisos a muchas estrofas de los cantos de la Divina Comedia. y fue inaugurado en la fecha del aniversario del poeta. Está en la Avenida de Mayo 1370 en el barrio de Monserrat.

Palacio Barolo, la «Divina Comedia» en Buenos Aires

4. Edificio Kavanagh:

El edificio fue mandado a construir por Corina Kavanagh después que Mercedes Castellanos de Anchorena le prohibiera mantener una relación con uno de sus hijos.

En un tiempo récord de tan sólo 14 meses, se levantaron los 33 pisos de esta magnífica muestra de una mezcla de racionalismo y Art Decó. Inaugurado el 3 de enero de 1936 era el edificio de hormigón armado más alto de Sudamérica y una obra maestra emblemática de la ciudad.

Qué ver diferente en Buenos Aires atado a un mito.

Continuando con la leyenda que lo ayuda a estar entre los misterios de Buenos Aires, se decía que de esa manera tapó toda posibilidad para que Mercedes pudiese disfrutar de la vista de la Basílica. Uno de los lugares para conocer en el barrio de Retiro.

Ella la había mandado construir años antes, consagrándola al Santísimo Sacramento.

Con sus 120 metros de altura y haber sido el primer edificio de Sudamérica con aire acondicionado central, fue declarado «Hito histórico de la arquitectura mundial» en 1994 por la Asociación Estadounidense de Ingeniería Civil, y en 1999 Monumento Histórico Nacional.

5. Feria de Mataderos

Este entorno especial es uno de los lugares para ver en Buenos Aires por su atmósfera campestre muy difícil de vivir sin viajar al interior de la Provincia.

Se trata de una feria creada hace más de 30 años, ubicada a tan sólo 30 minutos del centro en el Barrio de Mataderos.

Está ubicada frente al antiguo Mercado Nacional de Hacienda (donde llegaba el ganado vacuno para ser controlado y vendido para el consumo de la ciudad), y que cuenta con más de 700 puestos de ropa, artesanías, comida, piezas de platería, artículos de cuero, ponchos, mantas, «facones», entre otros.

Hay grupos folklóricos que amenizan la jornada y campeonatos de destrezas criollas como la carrera de sortijas.

6. El Palacio de los bichos

Uno de los lugares que ver en Buenos Aires se refiere a esta construcción de 5 pisos rematada con torreón y cúpula, como El Castillo de Villa del Parque.

Parece que un aristócrata italiano de apellido Giordano lo mandó construir para obsequio en la boda de su hija Lucía con el violinista Ángel Lemos.

Qué ver diferente en Buenos Aires atado a la leyenda

La fiesta de casamiento se hizo en la mansión y cuando los novios se retiraban el coche a caballos que los transportaba fue embestido por un tren que los mató al instante.

El padre de la novia cerró la casa para siempre e inmediatamente y se fue a Italia. Dice la leyenda que desde ese momento dos fantasmas recorren la casa y se escuchan gritos, se encienden luces y hay música.

7. Palacio Noel

Durante el siglo XVII funcionó una compañía importadora de esclavos donde eran encadenados y permanecían hacinados y hambrientos.

Más tarde, acabado el tiempo de la esclavitud, el lugar fue sede de un cementerio de la comunidad inglesa hasta que decidieron su traslado, pero sólo de las lápidas, lo que dejó en el subsuelo las tumbas originales.

Qué ver diferente en Buenos Aires con un lujo de otro tiempo

En la actualidad funciona el Museo Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, y según cuentan algunos visitantes han visto a una dama de blanco merodear donde se encuentra el aljibe de la propiedad.

Es uno de los lugares que ver en Buenos Aires y está ubicado en la calle Suipacha 1422 en el barrio de San Nicolás.

8. Palacio Cangallo, sede de la Masonería en Buenos Aires

El Palacio fue Inaugurado el 3 de marzo de 1872 en base a los planos realizados por el Ingeniero Carlos Pellegrini, un masón de origen francés.

Por una enfermedad no pudo terminar la obra que quedó a cargo del arquitecto italiano Francisco Tamburini.

Este lugar que ver en Buenos Aires, y que forma parte de sus misterios, tiene una curvatura en el frente que representa el abrazo fraternal de los masones a quienes ingresan a su sede. En el ingreso al edificio hay un amplio pasillo que desemboca en una imponente escalera.

Qué ver diferente en Buenos Aires y el misterio de la masonería

El lugar cuenta con nueve templos cada uno construido en base a los mismo criterios simbólicos, siendo el más importante el Gran Templo, ubicado en el primer piso.

En éste, un techo pintado como si fuese el cielo con el sol en un extremo y la luna en el otro, tiene también un mural sobre las dos columnas de la entrada, llamado «Energía Universal» pintado por el artista Enrique Fabris.

El Palacio tiene un inmenso valor histórico y cultural, además de su extraño diseño arquitectónico, por haber sido sede de importantes reuniones de personajes de la historia argentina, como Bartolomé Mitre, Domingo Faustino Sarmiento, Hipólito Yrigoyen y Alfredo Palacios, entre otros.

Reunión de Masones en el Palacio Cangallo

9. Edificio Otto Wullf

En este extraordinario de estilo jugendstill, y que es sin dudas uno de los lugares que ver en Buenos Aires. tiene el condimento donde se mezclan misterio, leyendas e historias.

La historia dice que en ese lugar estaba una de las casas más importantes del Virreinato en el siglo XVIII, donde vivió el Virrey Joaquín del Pino y Rosas junto a sus 16 hijos.

En 1912 el cónsul austro-húngaro y el empresario Otto Wullf compraron el predio para construir este edificio en ese estilo germánico que nombramos, con características del estilo neogótico y renacentista.

Qué ver diferente en Buenos Aires y su arquitectura peculiar

El significado y la simbología en su construcción es una incógnita donde se mezclan atlantes, dioses griegos, nórdicos, sirenas de dos colas, máscaras, querubines y demás seres, que suman 680 ojos.

Está ubicado en la Avenida Belgrano 601 esquina con la calle Perú, en el barrio de Monserrat.

Parte de la fachada del Edificio Otto Wulff

10. Abadía de San Benito de Palermo

Para los vecinos del barrio siempre fue un lugar misterioso. Miremos su historia.

Sus primeros pasos fueron como monasterio fundado por la Abadía benedictina de Santo Domingo de Silos, hasta que se restauró en 1973.

En la actualidad funciona el Centro de Arte y Estudios Latinoamericanos.

Restaurada y puesto en valor

Recorrer sus claustros nos traslada inmediatamente a esas viejas construcciones típicas de la edad media, con sus pasillos y arcadas y un gran patio central.

Tiene una santería donde se venden productos de todas las abadías benedictinas de la Argentina, piezas religiosas magníficas y joyería, con excelentes precios.

Está ubicada en la calle Villanueva 905 en el barrio de Palermo.

Detalle de los claustros de la Abadía de San Benito de Palermo

Estos lugares con su misterio y belleza, los ayudará a conocer mejor una de las ciudades más interesantes del mundo para recorrer en todo momento.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué ver diferente en Buenos Aires. Lugares inolvidables de la gran ciudad puedes ver mucha más información en la categoría America en 2023.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir