Qué hacer en Ámsterdam – Viajar Mas

Índice de contenidos
  1. Qué hacer en Ámsterdam: Free Tours
  2. Las bicis de Ámsterdam
  3. Paseos en barco por los canales
    1. Servicio Hop-on: hop-off
  4. Noche en una casa-flotante
    1. Houseboat museum
  5. Torre de A´dam
    1. Over the Edge
    2. Restaurante Moon
  6. ¿Qué hacer en Ámsterdam?: vete de compras
    1. Los diamantes en Ámsterdam
    2. De Negen Straatjes, el barrio de las nueve calles
    3. Barrio Spiegelkwartier
    4. De Bijenkorf
    5. Kalverstraat
  7. Mercadillos
    1. Mercado flotante de las flores
    2. Mercado Albert Cuypmarkt
    3. Mercado Waterlooplein
  8. Barrio chino y Nieuwmarkt
    1. De Waag
    2. Mercado de Nieuwmarkt o Mercado Nuevo
  9. Barrio judío y Plantage
  10. Barrio Jordaan
  11. Templo budista: He Hua
  12. Experiencia Heineken
  13. Molino Sloten
  14. Tulipanes, tu excursión básica para hacer en Ámsterdam
    1. Bollenstreek
    2. El parque Keukenhof
    3. Tulip Museum: El museo de los tulipanes
  15. Museo Madame Tussauds
  16. ¿Qué no puedes dejar de hacer en Ámsterdam? visita los coffee shop
    1. Historia de los coffee
    2. No solo para fumar
    3. Los coffee shop más famosos

Miles de cosas qué hacer te esperan en Ámsterdam, una ciudad abierta, concienciada y responsable. Esta ciudad te encandilará por su mezcla entre paz y bullicio, típica de las grandes ciudades de Europa.

Te propongo todos estos planes, que además de las cosas que te cuento en mi artículo: Qué ver en Ámsterdam, complementarán tu viaje a la perfección.

 

Qué hacer en Ámsterdam: Free Tours

Yo comenzaría por estos famosos tours, muy típicos ya en toda Europa. Es un primer paso, una toma de contacto con la ciudad, para ir conociendo y centrando nuestro viaje. Siempre cuentan alguna curiosidad interesante. Ya sabes que son gratuitos, pero si te ha gustado, agradécele al guía su tiempo y dale una propinilla.

Hay mucha variedad, algunos más generales y otros más específicos. Unos que enseñan el centro de la ciudad y otros te dan un buen paseo por el mítico barrio judío, por ejemplo. Elige el tuyo y déjate llevar. Suelen partir de la “estación central” o también de la “plaza Dam”.

Las bicis de Ámsterdam

En Ámsterdam hay más bicicletas que personas. El ciclismo es una seña de identidad de esta ciudad tan cosmopolita. No dejes de probarlo, recorre sus canales en bici, pues es una actividad indispensable para conocer esta ciudad.

Las más de 400.000 bicicletas que circulan por las calles de Ámsterdam, cuentan con unas infraestructuras privilegiadas. Hay aparcamientos para bicicletas por todas partes y los carriles bici recorren toda la ciudad. Ámsterdam cuenta con más de 15.000 kilómetros de carriles para bicicletas. Si queréis moveros como los nativos nada mejor que alquilar una. El precio es de unos 12 a 16 € al día e incluye todo lo necesario para utilizarla.

Paseos en barco por los canales

Es una pasada recorrer Ámsterdam desde sus canales. Encontrarás otro punto de vista de la ciudad, aparte de ser uno de los imprescindibles que hacer en Ámsterdam.

Los paseos habituales suelen durar entre 60 y 90 minutos y cuestan entre 10 y 15 €. Algunas compañías ofrecen explicaciones en castellano, aunque tendremos que avisar antes al patrón. Son muchas las empresas que organizan estos paseos, sobre todo concentradas cerca de la Estación Central y junto a la zona de los museos, en el canal Singelgracht.

Algunos de los operadores más conocidos son Holland International, Canal Company, Blue Boat, Rederij Kooij, Rederij Plas y Lovers.

Son muchos los tours que puedes realizar en barco. Nocturnos, para disfrutar de Ámsterdam de noche. Románticos, con velas y una buena cena a bordo. O puedes mezclar 2 pasiones, una cata de quesos mientras das un agradable paseo en barco. Tú decides, las opciones son personalizables e infinitas.

Servicio Hop-on: hop-off

Si lo que deseas es interrumpir el recorrido para ver una atracción concreta, el servicio “hop-on hop-off” que ofrece la compañía Canal Bus es la opción ideal, por 19 € podrá subir y bajar del “barco-bus” durante todo un día y realizar un recorrido personalizado.

Algunos de los sitios de interés que visitan los paseos en barco son: el Rijksmuseum, el Museo de Van Gogh, la Casa de Ana Frank, el Leidseplein, el Centro de Ciencias Nemo, la casa de Rembrandt…

A esta experiencia le puedes añadir otra muy especial…

Noche en una casa-flotante

Son más de 2500 las casas flotantes en los canales de Ámsterdam. Con una media de 25 metros de longitud están fabricadas en madera y acero. Son casas con todas las comodidades a las que estamos acostumbrados. Surgen de la necesidad de vivienda en la ciudad. Algunas parten de la readaptación de viejos buques de carga de la flota holandesa que ya no usan.

Puedes vivir la experiencia de pasar una noche en una de estas casas, échale un ojo a mi post: Hoteles en Ámsterdam y sabrás como hacerlo.

Houseboat museum

Un museo muy especial donde podrás ver una casa flotante desde dentro. Y con esta experiencia hacerte a la idea de cómo se vive en Ámsterdam desde el agua. El museo está ubicado en el «Hendrika Maria», un antiguo buque de carga construido en 1914. Al creador de esta iniciativa, Vincent Van Loon, le bombardeaban a preguntas sobre cómo vivía y se organizaba dentro de un barco. Por este motivo se le ocurrió abrir este museo, para alimentar la curiosidad de todos los transeúntes. La entrada para visitarlo tiene un coste de 4,50€.

Torre de A´dam

Hazme caso y no te vayas de Ámsterdam sin pasar por esta torre y hacerte unas cuantas fotos. Es un lugar donde disfrutarás por todo lo alto de una vista espectacular, comida y bebida, incluso de una exposición interactiva.

Torre A´dam

Tu aventura en el A´dam Lookout comienza en cuanto entras en el ascensor. Notarás inmediatamente la altura del edificio gracias a los techos de cristal y la iluminación. Alucinarás con la rapidez del ascensor para llevarte al piso 19. Al salir, ya podrás disfrutar de las maravillosas vistas. La entrada cuesta 12,50€.

Over the Edge

Para los más aventureros en la última planta podrán ver un columpio. No es un columpio cualquiera, tiene capacidad para 4 personas y está a nada más ni nada menos que 100 metros de altura. ¡¡¡Es el más alto de Europa!!!

Deja correr tu adrenalina y disfruta de las vistas subiéndote al columpio por 5€.

Restaurante Moon

Tendrás una cena muy especial en el Moon, un restaurante redondo que gira alrededor de su eje. Lo encontrarás en lo alto de la Torre A´dam. Desde aquí mientras comes o cenas disfrutarás de Ámsterdam en todo su esplendor. Te recomiendo que reserves con tiempo, este restaurante es muy famoso y siempre está lleno.

Puedes elegir otros lugares donde degustar la comida holandesa, aquí te dejo muchas más opciones: Dónde comer en Ámsterdam.

¿Qué hacer en Ámsterdam?: vete de compras

Una gran opción para hacer en Ámsterdam es ir de compras. En la ciudad podrás encontrar todas las grandes cadenas internacionales y también pequeños comercios locales. Tienes varias zonas con ambientes y moda muy variada.

Los diamantes en Ámsterdam

Ámsterdam es la ciudad de los diamantes. Se dedican tanto a la venta como al tallado de estas piedras preciosas. Entre las más famosas se encuentra la casa “Coster Diamonds”. Hacen visitas guiadas gratuitas, donde podrás ver como los cortan y los pulen. Si estás cerca de la Plaza Dam, podréis hacer una visita a la Ciudad de los Diamantes, el Amsterdam Diamond Center, donde os mostrarán los procesos que se llevan a cabo en su interior desde 1586.

De Negen Straatjes, el barrio de las nueve calles

Ubicado en el corazón del cinturón de canales, es el sitio ideal para ir de tiendas en Ámsterdam. Es un área totalmente dedicada al comercio y ha sido el centro de las tendencias en Ámsterdam desde 1990. Tiendecitas originales y únicas, tiendas de regalos, tiendas de segunda mano, todo vintage, tiendas de diseñadores emergentes de ropa, zapatos, bisutería…

¡¡¡Hay de todo!!!

Barrio Spiegelkwartier

Si te gusta el arte y las galerías, el barrio Spiegelkwartier es una visita obligada. El Spiegelkwartier es el barrio ubicado entre el Rijksmuseum y el Herengracht cuya calle principal es la famosa Spiegelstraat. Es el distrito número uno en lo que a las compras de arte en Ámsterdam se refiere y un lugar perfecto para comprar antigüedades y arte, tanto moderno como clásico.

Las tiendas, muy exclusivas, se suceden a lo largo de las calles, ofreciendo de todo, desde escultura y porcelana hasta muebles de alta calidad y otros productos decorativos. Muchas de las piezas son únicas. Al entrar en las galerías a veces se siente uno como si estuviera en un museo.

De Bijenkorf

Es el mejor gran almacén de Ámsterdam, algo así como el Corte Inglés de Holanda, y ofrece una colección muy completa de casi todo. El majestuoso edificio se eleva sobre la plaza Dam. El nombre se traduce literalmente “la colmena”, nombre muy apropiado ya que la tienda está siempre llena.

Kalverstraat

Es una estrecha calle cerca de la plaza Dam. A lo largo de esta calle encontrarás tiendas de música pop, tiendas de moda y zapaterías, librerías etc…. Una calle muy peculiar de recorrer.

Mercadillos

No te vayas sin ir a un mercadillo. Entre las miles de cosas qué hacer en Ámsterdam está es imprescindible. Recorrer estos mercadillos es una buena forma para encontrar alguna ganga y algún souvenir de recuerdo. La gran cultura por los mercadillos de esta ciudad hace que podamos disfrutar de varios, y bastante variados por cierto. Hay varios localizados en el centro de la ciudad. En cualquiera de ellos podrás encontrar utensilios para el hogar y alimentos producidos especialmente para estos mercados, como el queso o el pan.

Mercado flotante de las flores

Este bonito mercado está lleno de flores y plantas, es único ya que la compra-venta se efectúa en barcos flotantes. En este mercado también podrás encontrar los típicos souvenirs holandeses. Abre de lunes a viernes desde las 9:00 hasta las 18:00. El mercado de las flores se encuentra en la esquina con el Singel y Konungsplein.

Uno de los mejores regalos de Ámsterdam son los tulipanes. Para llevarlos como recuerdo lo mejor es comprar los bulbos de tulipán. Mucho más fáciles de transportar.

Mercado Albert Cuypmarkt

El mercado más famoso y auténtico de todo Ámsterdam, por eso siempre está lleno. Encontrarás todo tipo de artículos aquí, desde fruta y verduras hasta ropa y ferretería. El mercado se encuentra en la calle Albert Cuypstraat, está abierto de 9:00 de a 16:00 de la tarde.

Mercado Waterlooplein

Muy popular con locales y turistas, este mercado de segunda mano vende de todo, ropa, muebles, artículos de coleccionista, accesorios, artículos para la casa, música y mucho más. Es fácil pasarse un par de horas recorriendo el mercado y no hay que olvidarse de regatear.

Ahora, vamos ha hacer un paseo por los barrios más famosos de Ámsterdam.

Barrio chino y Nieuwmarkt

Es el barrio más antiguo de la ciudad, ubicado en pleno centro histórico y al lado del barrio rojo. Todas las calles están en chino además de en holandés. Es un barrio con mucha historia y donde los primeros inmigrantes chinos comenzaron a vivir y trabajar en Ámsterdam. En el barrio, presidido por la plaza Nieuwmarkt, se puede contemplar el edificio no religioso más antiguo de los que ver en Ámsterdam: De Waag.

De Waag

Restaurante-café: In the Waag

Un edificio que llama la atención por su arquitectura, es como si estuvieras en un cuento de hadas. En su interior hay un restaurante-café muy bien decorado, “In the Waag”. Iluminado por 300 velas reales colocadas en grandes candelabros que le da un increíble ambiente romántico.

En la plaza de Nieuwmarkt se celebra diariamente su popular mercadillo.

Mercado de Nieuwmarkt o Mercado Nuevo

Es el único mercado que funciona todos los días de la semana en la ciudad. En él podrás encontrar desde productos orgánicos, hasta libros y antigüedades.

Barrio judío y Plantage

El barrio judío recibe este nombre porque antes de la Segunda Guerra Mundial, era el lugar donde más judíos se concentraban de toda la ciudad. Por este motivo fue uno de los más devastados con la ocupación nazi. Muy cerca de este barrio podréis visitar el Museo de la Resistencia, del que ya os he hablado en mi post:qué ver en Ámsterdam.

También tenemos en este barrio el mercado de Waterlooplein que hemos comentado anterior mente. Y el precioso Jardín botánico de Ámsterdam.

Barrio Jordaan

Es un barrio muy bohemio con calles estrechas, patios y jardines pequeños y muy cuidados. Es una zona bastante exclusiva con boutiques, restaurantes y galerías de arte famosas. No hay grandes edificios que ver en este barrio, pero si es recomendable para una larga caminata.

Templo budista: He Hua

En Ámsterdam no falta de nada para hacer… hay hasta un templo budista. En pleno corazón del barrio chino.

Su nombre, He Hua, significa flor de loto, y en China es considerada una planta sagrada. La historia del templo se remonta pocos años atrás cuando, en 1994, un grupo de empresarios chinos se reunieron para crear el proyecto. Estos empresarios afincados en la capital holandesa solicitaron permiso al consejo municipal para construir este templo budista.

La inauguración oficial tuvo lugar en el año 2000 y con todos honores, puesto que contó con la presencia de la reina Beatriz de Holanda, una ferviente defensora del budismo.

Se trata del mayor templo budista de Europa, y está construido con el estilo tradicional Chino. Los azulejos del tejado, así como la mayoría de sus ornamentos, fueron traídos especialmente desde China. La visita al templo es gratuita, y si eres devoto del budismo, podrás encender un bastoncillo de incienso o hacer una ofrenda a Buda.

Experiencia Heineken

Para los amantes de la cerveza. Esta experiencia se trata de una exposición interactiva entorno a la marca de cerveza, Heineken. La exposición se realiza en la primera destilería que usó la marca. A través de todo el recorrido veréis la elaboración de la cerveza, sus ingredientes y el todo el proceso hasta que se embotella y llega al consumidor final.

Y al final del todo la esperada recompensa, ¡¡¡la cata!!!

Una degustación de cervezas que incluye la experiencia, con un coste de 18€ toda la visita.

Molino Sloten

El molino de viento Sloten es uno de los pocos en Holanda que está abierto al público. Está situado cerca del aeropuerto Schiphol. La visita a este molino tradicional es una escapada muy popular entre las cosas que hacer en Ámsterdam. La entrada son 8€.

Este molino además de seguir en uso, ofrece muchas actividades para adultos y niños. Tiene varias exposiciones permanentes que se pueden visitar como:

Explica la relación ambivalente de Ámsterdam con el mar.

Presenta al artista como el hijo de un molinero.

Muestra la fabricación de barriles de madera y vale la pena echarle un vistazo.

El molino de viento Sloten recompensa a los visitantes con la oportunidad, única en todo Ámsterdam, de explorar la vida interior de uno de estos apreciados lugares de interés holandeses.

Tulipanes, tu excursión básica para hacer en Ámsterdam

Si quieres ver en persona uno de los símbolos más importantes de Ámsterdam te propongo que hagas alguna de estas excursiones. Tendrás que desplazarte, pero están muy bien comunicadas y merece la pena trasladarse hasta allí. La mejor época para disfrutar de los campos de tulipanes es en primavera, entre marzo-mayo cuando los bulbos comienzan a florecer.

Bollenstreek

Si viajas en primavera tienes que ir hasta la región de Bollenstreek, a escasos 20 minutos en tren de Ámsterdam, para disfrutar de uno de los mejores espectáculos de Holanda: los campos de tulipanes.

El parque Keukenhof

Si visitas Ámsterdam entre marzo y mayo, no dejes de hacer la excursión a Keukenhof, el jardín de Europa. Situado en una localidad muy cercana a Ámsterdam llamada Lissi. Uno de los lugares más bonitos del mundo gracias a sus interminables campos llenos de tulipanes de todos los colores. Puedes alquilar una bici y disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

Parque Keukenhof

Tulip Museum: El museo de los tulipanes

Es un pequeño museo situado en el barrio de Jordaan. Está dedicado a la historia del bien más preciado de Ámsterdam. La entrada son 5€ y podrás ver todos los tipos de tulipanes y la historia de esta pequeña flor. Disfruta también de la exposición de cuadros de Judith Leyster, porque no tiene desperdicio.

Museo Madame Tussauds

Es imposible que en la ciudad de los museos no haya uno tan especial y diferente como este. Un museo de cera ubicado en pleno centro de Ámsterdam, en la plaza Dam. Por 22€ que cuesta la entrada, verás uno de los museos de cera más reconocidos y grandes de Europa.

Museo Madame Tussauds

En su interior, los personajes más reconocidos de la historia, del deporte, del arte y de la ciencia, todos, están representados con absoluta fidelidad y a tamaño real.

¿Qué no puedes dejar de hacer en Ámsterdam? visita los coffee shop

He dejado para el final el principal atractivo para hacer en Ámsterdam. Estos locales de encuentro y reunión son visitados por turistas y también por locales. Uno de los planes más llamativos entre turistas jóvenes, gracias a los cuales el estado obtiene buenos ingresos a través de los impuestos a estos productos.

¿Quieres probarlo?

Quieras o no experimentar alguna sustancia alucinógena de las que aquí se venden, debes conocerlos. Puedes ir simplemente a tomarte un café.

En estos locales es legal vender ciertas cantidades de marihuana, en general ecológica de muy alta calidad. Es legal una pequeña cantidad de 5 gramos por persona y por supuesto que el comprador sea mayor de edad, en algunos sitios incluso mayor de los 21 años. Así mismo a los vendedores y propietarios de los coffee shops no se les permite tener más de medio kilo de esta sustancia alucinógena en el local.

Historia de los coffee

Si miramos atrás hace 10 años había en Ámsterdam casi 1000 de estos locales, en la actualidad quedarán unos 150 solamente. Las presiones del propio gobierno holandés y países vecinos para reducir este tipo de turismo, hacen que cada año se cierre algún coffee shop.

El primer coffee shop abrió en 1968, y su origen es completamente informal. Nacieron como lugares de reunión para fumar marihuana en los años 60.

No solo para fumar

Es bastante contradictorio, pues en alguno de estos locales no venden bebidas alcohólicas. En estos bares se puede consumir marihuana de múltiples formas: tomándola en forma de té, fumándola en pipas de agua o incluso lo más llamativo, encontrar magdalenas y pastelitos hechos a base de Cannabis.

Los coffee shop más famosos

Coffee shop Barney´s

Está ubicado en un edificio de 500 años y tiene varios sectores independientes para fumar, tomar algo (incluso bebidas alcohólicas) y comer. Sirve desayuno, almuerzo y cena. Varias veces por semana hay espectáculos en vivo.

The Rookies

El coffee shop The Rookies, fundado en 1992, es uno de los más conocidos y grandes de Ámsterdam. La decoración es agradable y se puede escuchar música reggae, rock y ritmos variados.

Dampkring

Un lugar con mucha historia, aquí se han grabado varias películas famosas. Es el coffee shop donde más variedad tienen de cannabis de toda Ámsterdam. Lo podrás encontrar muy cerca de la “estación central”.

Amnesia

Lo primero que hay que destacar es que este lugar ha recibido varios premios Cannabis Cup. Por lo tanto añádelo a tu ruta. Tiene vistas al canal Herengracht y una decoración muy interesante.

¿Te he sorprendido?

Espero que sí, porque esa era mi intención. Que tengas una guía de todo lo que hay que ver y hacer en Ámsterdam. Prepara tu visita, y ya sabes que el mejor consejo que puedo darte es que te dejes llevar y disfrutes de la libertad que se respira en esta ciudad.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué hacer en Ámsterdam – Viajar Mas puedes ver mucha más información en la categoría Europa en 2023.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar tu experiencia. Al aceptar, procesaremos datos de navegación o identificaciones exclusivas en este sitio. Si no aceptas, algunas características pueden verse afectadas. Más información