¿Qué ver en Oslo?

Índice de contenidos
  1. Moneda oficial de Oslo: la corona noruega (NOK o “kroner”)
  2. ¿Cómo llegar a Oslo desde el aeropuerto?
  3. Ahorra en tus visitas con Oslo Pass
  4. Imprescindibles para ver en Oslo

Oslo es la capital de Noruega y una de las ciudades más bonitas y prósperas de Europa. En 2019 fue declarada Capital Verde Europea, ya que cada vez hay menos tráfico y la podrás recorrer a pie o en bici para ver lo importante, y utilizar el eficaz transporte público para visitar zonas más alejadas. Te sorprenderá, pues más de la mitad de esta urbe la componen preciosos paisajes verdes y bosques, al pie de un fiordo, todo ello rodeado de montañas.

Allí cada vez es más fácil encontrar lugares para ir a comer que se especializan en menús ecológicos, y cada año muchos hoteles son obsequiados con la certificación medioambiental.

Su organización económica y social son un ejemplo a seguir en todo el mundo porque cuenta con los índices más altos de calidad de vida. Eso sí, como consecuencia es una ciudad con precios muy altos en comparación al nivel económico español.

Por otro lado, es de las capitales europeas que han experimentado un rápido crecimiento en los últimos años, surgiendo nuevos barrios, actividades y experiencias. Por eso, hay cantidad de monumentos, parques exuberantes y museos muy interesantes para ver en Oslo.

¿Lo mejor de todo? Tiene un tamaño asequible cuando la recorras y apreciarás con facilidad la mayor parte de sus contrastes en solo dos días.

Así que no esperes más y planifica tu viaje hoy mismo con la siguiente lista de consejos e imprescindibles para ver en Oslo que recomiendan los viajeros. Mira todo lo que esta ciudad puede ofrecer y que nunca defrauda.

Moneda oficial de Oslo: la corona noruega (NOK o “kroner”)

Debido a que los euros no son aceptados, es conveniente que lleves dinero en coronas noruegas. En la mayor parte de sitios y lugares se puede pagar con tarjeta, ya que es el sistema más aceptado y preferido por la sociedad noruega.

Podrás canjear tus euros en las dependencias de cambio de moneda, en el aeropuerto o en el Oslo Visitor Centre que es la oficina de información turística de Oslo.

¿Cómo llegar a Oslo desde el aeropuerto?

Hay variedad de vuelos directos desde varios puntos de España con compañías como Vueling, Ryanair o Norwegian. Una vez en el aeropuerto de Oslo Gardermoen, que es el principal de esta metrópoli y del país, hay varias combinaciones para ir a la ciudad que está a unos 50 kilómetros:

  • Tren NSB. Es la combinación más económica para llegar al centro y tardarás veinticinco minutos aproximadamente en las líneas R10, L11 y L12, con paradas intermedias. Suelen funcionar desde las 5 de la mañana hasta las once de la noche cada 20 minutos. Los billetes cuestan sobre 10 euros, pero en hora punta te tocará ir de pie.
  • Tren Flytoget. Son más rápidos que los mencionados anteriormente, tardando un total de veinte minutos en llegar al centro, sin paradas intermedias. El horario es como el antedicho, y hay salidas de cada diez y veinte minutos. El billete vale 20 euros y es obligatorio comprarlo con tarjeta, ya que si lo adquieres en taquilla te cobrarán dos euros más.
  • Autobús. Tardarás más en llegar que en tren, pero su ventaja es que tiene variedad de paradas para que puedas quedarte cerca de dónde tengas alojamiento. Las líneas FB1, FB2, FB3 y FB11 son las que unen el aeropuerto al centro. Su precio es de 18 euros.
  • Taxi. Es la forma más cómoda y la más cara. Te llevará sobre 40 minutos y dependiendo del taxi, la tarifa fija ronda los 75 euros.

Ahorra en tus visitas con Oslo Pass

Con esta tarjeta podrás acceder a variedad de atracciones de forma gratuita, al transporte público gratis y conseguir descuentos en comercios y restaurantes, así como en muchas actividades. La hay de un día, de 48 y 72 horas. La puedes obtener en hoteles, comercios y oficinas de turismo de la ciudad, en línea y recogerla en el Oslo Visit Center de la localidad o tenerla digital en su aplicación que puedes descargar para Iphone y para Android. En la propia aplicación que está en inglés, podrás obtener toda la información necesaria (mapas, actividades, monumentos) para que puedas exprimir al máximo tu Oslo Pass.

Los viajeros recomiendan adquirirla antes de viajar, y activarla una vez que llegues allí para poder sacarle el máximo partido y ahorrarte un buen pellizco en tus vacaciones.

El transporte al aeropuerto no está incluido (las zonas 3 y 4). Pero al estar incluidas las zonas 1 y 2, podrás ahorrarte medio trayecto hasta el aeropuerto.

Recuerda que puedes ver la mayor parte de atracciones en Oslo caminando o en bicicleta, pero para ir a sitios más alejados como la estación de saltos de esquí o al parque Vigeland es necesario usar transporte público.

Imprescindibles para ver en Oslo

  • Palacio Real (Det kongelige slott)

Imagen de Reinhard-Karl Üblacker en Pixabay

Una vez que te encuentres por el centro de Oslo en la calle Karl Johans, podrás pasear desde la plaza de la estación de tren hasta los jardines de este monumento. Con un aspecto simple y austero, este palacio es residencia de la Familia Real que data de 1824 y finalizó su construcción en 1848. Solo se puede visitar en verano (desde finales de junio hasta mediados de agosto), y podrás ver sus preciosos jardines desde mayo a octubre.

Fue diseñado por Hans Linstow y tiene variedad de obras artísticas en su interior. Destaca su famosa “sala de los pájaros”, su capilla, el salón de baile o la conocida sala del trono.

Los viajeros recomiendan ir a ver el cambio de guardia que se hace sobre la 13:30 p.m.

  • Ayuntamiento de Oslo (Rådhuset)

Imagen de Alexandra von Gutthenbach-Lindau en Pixabay

Un edificio de diseño bastante moderno aunque se empezó a construir en 1931, no se acabó hasta 1950 debido a la invasión de las tropas alemanas en la Segunda Guerra Mundial. Es la sede administrativa de la capital. En su interior hay variedad de obras artísticas que lo decoran, relatando más de su cultura e historia. Aquí es donde se celebra y se otorga el Premio Nobel de la Paz cada año. Destaca por tener mucho espacio, luz y colores muy vibrantes que te impactarán.

Cerca del mismo podrás ver el Parlamento (Stortinget), edificado en 1866 y que su exterior llamará tu atención.

  • Fortaleza de Akershus (Akershus Slott)

Imagen de Viola ‘ en Pixabay

Esta construcción fortificada del siglo XIV, alberga un castillo renacentista del siglo XVII. La localización es muy buena, pues está a las orillas del fiordo de Oslo, justo en el puerto de la villa. Una edificación militar con mucha historia y uno de los iconos de la ciudad. En el interior podrás ver objetos medievales y su gran parque. Es curioso porque la zona céntrica en la que se encuentra es donde se volvió a construir la ciudad de Oslo debido a los incendios del año 1624. Los viajeros recomiendan disfrutar de las vistas y ver el atardecer para que obtengas unas fotos perfectas de tus vacaciones.

  • Catedral de Oslo (Domkirke)

Un icono de la ciudad, y otro imprescindible que no te puedes perder para ver en Oslo.

También se le denomina “Iglesia de Nuestro Salvador”. Data del siglo XVII. Destaca un estilo barroco, y muchos ladrillos rojos de Holanda. Sus fachadas son muy bonitas, llamando la atención su torre y el reloj. Su interior es bastante austero pero contiene variedad de elementos de mucho valor.

  • Teatro Nacional (Nationaltheater)

Inaugurado en 1899, diseñado por ​​Henrik Bull y restaurado varias veces a lo largo de los años. La fachada es muy fotogénica, y conserva las obras más importantes del país de reconocidos dramaturgos. Alberga en su exterior estatuas de artistas noruegos rodeadas de flores.

Si eres fan de la creatividad y el arte, este es el mejor lugar para contemplarlos en Oslo. Podrás ver cantidad de estilos estéticos escandinavos, obras del famoso pintor Munch, y artistas actuales que no te dejarán indiferente. También realizan exposiciones temporales que suelen tener muy buena acogida por parte del público noruego.

Web: ​​www.nasjonalmuseet.no

Imagen de Reinhard-Karl Üblacker en Pixabay

Es de las atracciones más sorprendentes para ver en Oslo. Se trata de un parque con muchas esculturas, que se creó a mediados del siglo XX por el maestro Gustav Vigeland, escultor famoso noruego. Es un lugar ideal para pasear, hacer un pícnic y desconectar de todo el estrés que tengas acumulado. En el parque hay sobre 212 esculturas de bronce, de tamaño natural que van representando diferentes expresiones y estados de ánimo. Con la que más alucinarás será con un monolito de 14 metros de altura en la cual se observan 121 esculturas humanas. Es curioso, porque te acabarás identificando con alguna obra maestra del parque. Los viajeros recomiendan que fotografíes su fuente de bronce o su puente de granito. Muy cerca encontrarás el museo Vigeland por si te entra curiosidad y quieres saber más sobre el artista.

Web: vigeland.museum.no

Uno de los distritos más atractivos para visitar en Oslo, tendrás que llegar en barco y está muy bien comunicado. Existe desde el año 1800, y surgió por las alteraciones del nivel del mar. Es de los lugares más importantes en Oslo para poder conocer en primera persona la historia de la ciudad. Allí podrás ver cantidad de museos y monumentos, como por ejemplo, el centro del Holocausto,el museo de Kon-tiki dedicado a exploraciones marítimas,el museo Marítimo Noruego,el museo de los Barcos Vikingos,el museo Folclórico Noruego, The Queen Joséphine Gallery,la granja orgánica Bygdøy Royal Manor,una iglesia-museo de gran valor, una playa que los noruegos van en verano,el Oscarhall oel museo Fram.

Iglesia de madera de Gol | Imagen de Harald Meyer-Kirk en Pixabay

Se trata de un museo al aire libre, que abre todo el año, y alberga más de 150 edificios con mucha historia, y traídos desde todos los puntos de Noruega. En mi opinión, es de los lugares más interesantes para ver en Oslo. Podrás pasear entre granjas, cabañas o cobertizos rurales sin tener que salir de la capital. Los viajeros recomiendan que hagas una parada en la bellísima iglesia de madera de Gol que data del siglo XIII, traída desde el pueblo noruego Gol. Además, podrás entrar gratis con la Oslo Pass. Verás de primera mano bailes tradicionales, formas caseras de hacer el pan y contrastes que no te esperarás ver.

Web: norskfolkemuseum.no

  • Museo de los Barcos Vikingos

Aquí encontrarás alucinantes embarcaciones vikingas descubiertas en el siglo XIX y muy bien conservadas. A pesar de que es pequeño, y que lo podrás visitar en menos de media hora, es muy destacable por ver el estado en el que fueron descubiertos junto a otros objetos de la misma época. Hayas visto la famosa serie de Vikingos o no, contemplar estos barcos, que son los mejor conservados del mundo, te fascinará.

Puedes visitar su web en este enlace.

Es gratis con la Oslo Pass, y Fram fue un gran barco utilizado en los años 1893 y 1912 con el cual se exploró la Antártida y el Ártico. El buque es enorme, podrás subirte al mismo y sentir las condiciones que tuvieron que vivir los exploradores que se embarcaron en esa increíble aventura.

Web: www.frammuseum.no

  • Zona portuaria de Bjorvika

Esta parte de la ciudad sorprende, ya que fue diseñada en los últimos años. Está muy cerca del centro histórico y del puerto. Podrás contemplar arquitectura muy moderna y vanguardista, destacando las edificaciones de la Ópera de Oslo, el museo Munch o la Biblioteca Pública de Oslo.

Imagen de Alexandra von Gutthenbach-Lindau en Pixabay

Esta construcción de mármol y vidrio ganó el premio otorgado en el Festival Mundial de Arquitectura en la ciudad de Barcelona. Y no es para menos. Es de las atracciones que más gustan a los viajeros para ver en Estocolmo, y si subes andando por su techo podrás contemplar unas vistas panorámicas increíbles de la urbe. Es de color blanco, con formas geométricas, de diseño escandinavo y se puede observar el reflejo del agua tanto por el día como por la noche.

Web: operaen.no

Munch famoso por su obra “El Grito”, que la podrás ver aquí o contemplarla también en la Galería Nacional. Sus obras expresionistas son una genialidad y si eres fan del arte, te encantará saber más sobre este maestro y ver sus grandes obras artísticas.

Web: www.munchmuseet.no

Imagen de Alexandra von Gutthenbach-Lindau en Pixabay

Si amas los deportes de invierno y esquiar, este lugar te encantará. Está situado en la ladera de la montaña que limita con la ciudad y rodeado de mucho bosque. Además, se puede llegar en tren. En invierno, lo verás como un maravilloso paraíso blanco. Aquí podrás visitar el Museo de Esquí, el estadio de Saltos de Esquí y unas de las mejores vistas panorámicas para ver en Oslo. El salto de esquí de Holmenkollen es de los más famosos a nivel internacional y el récord es de 144 metros que hizo el noruego Robert Johansson en 2019.

Puedes visitar su web, en este enlace.

Barrio hipster por excelencia para ver en Oslo, y unas fotos aquí quedarán sublimes en tu Instagram. En este distrito podrás ver variedad de arte urbano, tiendas vintage o disfrutar de un refrigerio en algún bar o cafetería con exuberante estilo. En cada paso que des, observarás un ambiente muy creativo con muchos contrastes alternativos.

Oslo | Imagen de Gunnar Ridderström en Unsplash

¿Ya te van entrando ganas de visitar Oslo? La verdad es que la sociedad noruega tiene fama de ser muy amable y atenta, por lo que te sentirás muy a gusto en tus vacaciones.

Y aquí viene lo interesante. Pues hay cantidad de planes para hacer allí, desde tours y excursiones, ver atardeceres que quitan el hipo, paseos en barco o disfrutar de actividades tanto en la ciudad como en plena naturaleza. Y todo ello, en cualquier estación del año.

En resumen, visitar Oslo, es una escapada perfecta de fin de semana y que será de todo menos aburrida.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué ver en Oslo? puedes ver mucha más información en la categoría Europa en 2023.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar tu experiencia. Al aceptar, procesaremos datos de navegación o identificaciones exclusivas en este sitio. Si no aceptas, algunas características pueden verse afectadas. Más información