Szeged - La ciudad de las estatuas

Cuando caminamos en Szeged, nos encontramos con estatuas en cada esquina de la ciudad. Es imposible enumerar y presentar en detalle todas las obras de la escultura que se hallan aquí en un solo artículo, pero ofrecemos una breve introducción a este segmento de la vida cultural de Szeged, acompañada de poemas, para transmitir cómo se siente contemplar estas obras de arte.

Índice de contenidos
  1. Szeged – la ciudad de las estatuas
    1. Nemzeti Emlékcsarnok (Sala Conmemorativa Nacional)
  2. Las estatuas de la Calle Kárász
  3. Las estatuas de la Plaza Széchenyi

Szeged – la ciudad de las estatuas

Nemzeti Emlékcsarnok (Sala Conmemorativa Nacional)

Una de las mayores colecciones de estatuas en la ciudad se encuentra en la Sala Conmemorativa Nacional de Szeged, en la Plaza Dóm, debajo de las arcadas circundantes. Las esculturas y relieves del Panteón, establecidos en 1930 y desarrollados desde entonces, representan excelentes personajes húngaros de la historia, literatura, arte y ciencia. Su base es el legado de Alajos Strobl, uno de los escultores más importantes de la vuelta de los siglos XIX-XX.

Entre las obras de la Sala Conmemorativa Nacional, se encuentra la estatua de Sándor Petőfi, el primer poeta de fama y reconocimiento internacional.

Poetas

Hablando de poetas, con motivo del centenario del nacimiento y del sesenta y seis aniversario del fallecimiento de Miklós Radnóti, se inauguró la obra de Ferenc Gyurcsek en el año 2010 en la plaza frente a la escuela que lleva el nombre del poeta. La estatua es una creación escultórica bien elaborada. Fanni Gyarmati – su esposa – inclina su cabeza de una manera encantadora sobre el hombro del orgulloso poeta, en el espíritu del amor eterno.

En tu baile sediento

te escribo a voluntad y desnudo.

Beso el dolor a labio fruncido en la

resistencia

y nado

y naufrágo.

En el amor la duda pregunta

¿Merendamos de ansiedad?

Versos. Voces. Vasos. Roces.

El tiempo está pasado de…

Digamos… (Im)Paciencia

(Libro: Mientras Tanto pág. 92.

Las estatuas de la Calle Kárász

A ambos lados de la calle principal de Szeged, también se hallan estatuas. A un lado, las llamadas Esculturas Salve, que representan los participantes del carnaval. Estas son las obras del escultor Péter PárkányiRaab, erigidas en 2000. Al otro lado, la composición de la escultura de música callejera saluda a los caminantes. Es una creación alegre y conmovedora. A un lado hay un músico callejero que toca el violín con nariz de payaso para la niña frente a él sosteniendo un oso de peluche, para su madre y un perro. La obra popular fue realizada por el escultor Sándor Kling en 2001.

…y la situación en movimiento

y el espectador se aleja y en

perspectiva oye y ve el

desierto…

…la búsqueda en esa guerra de

deseos de impulsos hacia

adentro y hacia afuera,

la idea y la fricción como

fotogramas de la conquista.

Un acto en el que la seducción

no es armónica sino rústica

que choca, que muerde, y

gusta un poco, con máscaras…

…es todo un espejismo sin

embargo el va entre telones del

desierto a la ciudad en la

búsqueda de ese espejismo, del

truco a construir una nueva

búsqueda una nueva ilusión,…

y las heridas queman

y el jinete atravesó el río

y al llegar a la ciudad las

estrellas en el cielo

y la fuga es el sol mañanero

desfilando por entre los

edificios de las ilusiones con

gafas negras…

el espectador se aleja y en

perspectiva oye y ve en el

desierto

a un jinete, de derecha a

izquierda, de atrás hacia

adelante

con harapos

atravesando la tormenta

amarilla de dolor

¿huyendo?

las heridas queman

y el jinete atravesó al

atardecer el río

y al llegar a la ciudad las

estrellas en el cielo, los

arlquines con atronchas

animadas y los violines hicieron

su entrada triunfal

Las estatuas de la Plaza Széchenyi

La plaza mayor de la ciudad de Szeged, la Plaza Széchenyi está llena de esculturas de diferentes tipos. Las piscinas del parque frente al Ayuntamiento son decoradas con las esculturas llamadas «El bendito Tisza» y «El destructor Tisza». «El destructor Tisza» está simbolizado por un hombre enojado que monta una carpa y agarra a una joven madre con su mano izquierda, y ella sostiene la mano de su hijo con la derecha. En el caso de «El bendito Tisza», los movimientos de las antiguas diosas que protegen manantiales y aguas expresan súplica y expiación para calmar la ira de los elementos.

Al otro lado del parque, se halla la estatua de Pál Vásárhelyi. Las figuras laderas son: una mujer campesina sentada sobre trigo con su hijo, a la izquierda, una carretilla, a su lado, un jornalero descansado. En la parte posterior de la base de la estatua, hay un bote con los suministros para la protección contra inundaciones: cuerda y pala.

Varias estatuas que se hallan en Szeged evocan la inundación del río Tisza.

Figuras históricas

Junto a la estatua de Pál Vásárhelyi, está la del condeLajos Tisza quien fue el comisionado real de la reconstrucción después de la inundación de 1879. Detrás de él, en el parque frente al Palacio de Justicia, hay una estatua de Ferenc Deák. La sabia advertencia del gran político también se puede leer en el pedestal de la estatua: » Lo que la fuerza y el poder quitan, se puede recuperar con el tiempo y la fortuna, pero lo que la nación ha abandonado por miedo al sufrimiento, es difícil y siempre dudoso recuperarlo.

En el parque frente a la Oficina de Correos Principal, se puede ver la estatua del conde István Széchenyi. La estatua irradia tranquilidad que exige respeto. En el pedestal, aparecen las grandes obras de Széchenyi: la fundación de la Academia de Ciencias de Hungría, la construcción del Puente de las Cadenas en Budapest, la regulación de los ríos y el lanzamiento de la navegación a vapor.

La Puente de las Cadenas fue construido gracias al conde István Széchenyi.

Una de las dos esculturas más nuevas de la Plaza Széchenyi representa a San Esteban y su esposa, Gizella. Fue creada por Sándor Kligl en 1996. Es una representación histórica tradicional, como nuestra conciencia nacional preserva la figura del rey. Su esposa, Gizella le entrega un rosario a su esposo junto a las insignias de coronación.

La estatua más nueva de piedra caliza representa al ministro de cultura, al conde Kuno Klebelsberg. Es el trabajo de Miklós Melocco de 2000. Es una sola cabeza en una columna dórica. Klebelsberg era un hombre cuyo esfuerzo fue guiado por la mejora cultural de la nación sobreviviente y, por lo tanto, hizo todo lo que pudo, o incluso más.

Szeged está llena de estatuas de tema histórico.

Para terminar, no puede faltar una de las estatuas más emblemáticas de la ciudad de Szeged: la Dama con Sombrero. La copia de la estatua de bronce se encuentra frente al Instituto Húngaro en París, Francia. La chica con el gran sombrero, sentada en un banco, mira pensativamente al río Tisza.

Mira el Tisza

y en él, proyectada

viaja subida

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Szeged - La ciudad de las estatuas puedes ver mucha más información en la categoría Europa en 2023.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir