Leh: un impresionante oasis en medio del Himalaya

Leh se sitúa 3.505 metros sobre el nivel del mar, rodeada de los picos nevados más altos del mundo, en el Himalaya. Tras un largo invierno, a partir de mayo, los cielos se abren y el Sol derrite las nieves. Aun cuando las temperaturas nunca llegan a ser altas, luz es tan incipiente en esta zona que las pieles se queman con extremada facilidad. Así, entre un frío cortante y un Sol de extrema dureza, las mejillas de los lugareños se ven cuarteadas todo el año. Y, por su lado, los visitantes lucen caras rojas por todo el valle.

Cuando por fin el Sol derrite la nieve y nace la vida en Ladakh

Índice de contenidos
  1. ¿DÓNDE ESTÁ LEH?
  2. LO QUE DISTINGUE A LEH
  3. PROBLEMAS DE ABASTECIMIENTO
  4. QUÉ VER EN LEH
    1. El Palacio de Leh
  5. El Templo de Tsemo
  6. El mercado tibetano
  7. Para recorrer andando
  8. OTROS IMPRESIONANTES LUGARES CERCANOS

¿DÓNDE ESTÁ LEH?

La pequeña ciudad de Leh, en la región de Ladakh, Cachemira, es tierra de conflicto. Situada en el estado de Jammu y Kashmir, al noroeste de la India, Leh está enclava en la encrucijada de la histórica “Ruta de la Seda”. Pakistán e India se disputan estas tierras que, a simple viste, parecen ofrecer poco más que roca, nieve y cielo deslumbrante. De ahí, que las tarjetas de teléfonos adquiridas fuera de la región no funcionen aquí. Para estar comunicado, hay que gestionar la adquisición de dichas tarjetas en la propia Leh, con la previa consiguiente identificación y contrato. Hasta hace poco, esta tierra estaba cerrada a las visitas. Pero desde que se abrió, el gobierno indio ha fomentado el turismo de forma que asegure el dominio frente al vecino.

LO QUE DISTINGUE A LEH

Los festivales de máscaras y colores son muy variopintos en Leh y Ladakh

Leh y Ladhak se describen con ventanas preciosamente talladas en sus cabezales y coloreadas en tonos vivos que irrumpen en medio de una arquitectura principalmente color terracota. A Leh la perfilan los campos de cultivo a base de muros de piedras medianos y una casual arboleda que salpica una parte de la llanura de esta tierra árida. A pesar del origen rural de esta ciudad, en los últimos años, Leh ha desarrollado todo un circuito turístico en el que no faltan las pastelerías de influencia alemana, las pizzerías, el café expreso y la comida coreana o japonesa. Y debido a su geolocalización, Mezquitas, Iglesias y Gomptas conviven en un mismo espacio.

PROBLEMAS DE ABASTECIMIENTO

Lo único que continúa fallando, como es costumbre en India y más acuciado dada la situación montañosa en la que se encuentra, es la electricidad y la conexión a Internet. Por eso, ambos servicios resultan bastante más caros que en otras regiones de India. También el agua es un bien escasísimo por aquí, siendo más fácil de adquirirla cuando las temperaturas suben y los hielos se desvanecen. Pero sí debemos decir, que Ladakh es un desierto, helado, pero un desierto. Así que no dejarás de encontrar carteles que llaman la atención sobre cuidar el consumo del agua. Pero también junto a ellos, otros que recuerdan frases de tradición budista como son el “piensa”, “nunca abandones”…

QUÉ VER EN LEH

El Palacio de Leh

Es una copia “pequeña” del palacio de Potala en Lhasa (Tibet) y el edificio que fue más alto del mundo en su tiempo. Fue construido por el rey más famoso del reino de Ladhak hacia el siglo XVI d.C. en la colina de Tsemo, Namgyal. Aun cuando el palacio esta en reconstrucción y reparación, en su interior la capilla sigue haciendo oficio religioso budista. Tanto esta como las estancias del palacio pueden ser visitadas. Hay unas espectaculares vistas del Valle. En el lateral de esta capilla, las escrituras son guardadas con prodigioso cuidado, como si de verdades preservadas se trataran. La figura de Tara, diosa budista, la expresión de la inteligencia, regenta la estancia y a su alrededor la acompañan otras figuras como manifestaciones de Bhairavas (dioses protectores) e imágenes de Budha.

El Templo de Tsemo

Mirando a la ciudad de Leh desde la altura, el Templo de Tsemo, corona el paisaje

Más arriba del palacio, el Templo de Tsemo corona la colina, encalado completamente de blanco y combinando con color burdeos. Recomiendo cautela y no acercarse a los muros para no llevarnos el recuerdo en las ropas. La escalada hasta este templo puede ser todo un reto, pero bien compensado cuando se llega. Varias estancias en las que se siguen ofreciendo culto, nos muestran en sus paredes la vida de Budha o representaciones de las deidades budistas. Toda la estructura del templo esta adornada con las banderas que suscriben en pali frases de sabiduría de las escrituras. Según la leyenda, de esta manera, se cree que el viento las extendiera por toda la tierra. La foto desde este lugar es especialmente sobrecogedora por las vistas del Himalaya enmarcadas por los colores de estos mantras al viento.

Más asequible es el acceso del templo del centro de la ciudad, que cada mañana recita oraciones en tibetano mientras religiosos y curiosos lo visitan, depositan donaciones o rezan. Cercano a este templo, se encuentran dos mezquitas que guardan recelosamente la diferencia de acceso entre hombres y mujeres.

Banderas tibetanas con mensajes de sabiduría

El mercado tibetano

En el mercado de Leh podrás encontrar toda clase de ofertas interesantes de origen budista. Pero también ropas que pueden hacerte falta al topar con unas temperaturas más bajas de lo esperado. Las prendas hechas con lana de Yak son las más abrigadas y tradicionales de esta zona. Podrás encontrarlas en otras parte del mundo pero con dudosa procedencia. Y por supuesto, y por lo que se hizo tan afamada esta región incluso ente los griegos antiguos, la seda salvaje.

Para recorrer andando

Desde el propio Leh encontrarás decenas de ofertas de senderismo para uno o varios días. Los paisajes naturales son incomparables, como lo es el propio Himalaya con respecto a otras cordilleras. Pero también se hacen rutas a los templos budistas tibetanos cercanos, algunos famosos por las estructuras encaramadas a las montañas rocosas. En cualquier caso, las agencias que tratan el turismo extranjero tienen ofertas bastante elevadas de precio, pero ofrecen la seguridad y la garantía de ida y regreso que el transporte local no puede.

OTROS IMPRESIONANTES LUGARES CERCANOS

Impresionantes el Valle de Nubra y el Lago Pangong

Hemis, Timusgun o Lamayuru, son localidades relativamente cercanas que tienen algunos de los templos más sobrecogedores del Budismo tibetano. A la vez, en determinadas fechas, ofrecen festivales de máscaras excepcionales en el mundo. También el Lago Pangong o el Valle de Nubra son destinos que mueven el interés de muchos amantes de la naturaleza. Sin embargo, para acampar en la región se necesitan permisos específicos del gobierno a los que en su mayoría solo se pueden acceder con guía oficial o excursiones organizadas.

CLAVES DEL VIAJE

Recorre esta tierra sobre dos ruedas
Un corta viento es imprescindible
La protección solar, el Sol está más cerca de lo habitual

Encuentra más destinos interesantes cerca de Leh en TUGUIADEVIAJE

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Leh: un impresionante oasis en medio del Himalaya puedes ver mucha más información en la categoría Asia en 2023.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir