7 lugares que no te puedes perder en Oporto

Oporto, también conocido en Portugal como Porto, es la segunda ciudad lusa más grande con un rico patrimonio y muchas cosas que visitar. La ciudad es famosa por la producción de vino de Oporto, una variedad muy característica de la región. También destaca por el rio Duero que cruza la ciudad y los numerosos puentes que se han construido para cruzar de punta a punta. El más conocido, el puente de Luis I, es uno de los emblemas de la ciudad. Atravesándolo puedes disfrutar de un magnifico atardecer en el jardín del Morro o en otro de los miradores que hay en la parte de Gaia. Aquí te mostramos 7 lugares que no te puedes perder en Oporto para que no te dejes nada en el tintero.

Por otro lado, su cercanía a la costa atrae a los amantes de los deportes marinos, en las playas puedes encontrar numerosas escuelas de surf y otros deportes. El bacalao es una comida esencial y se elabora de formas diversas. Además, las galerías de Paris rebosan de vida nocturna dándole un ambiente especial a la ciudad.

1. Puente de Luis

Es el puente más importante que permite cruzar el río Duero, acceder a Vila Nova de Gaia y, además, el más famoso. Fue construido en el siglo XIX con hierro, algunos dicen que tiene similitudes con la torre Eiffel. Realmente el constructor, Téophile Seyrig, fue uno de los discípulos del genuino Gustave Eiffel y fue la piedra angular en la construcción del emblemático puente.

Una de las peculiaridades es que tiene dos alturas, en la superior circula el tranvía y los peatones, en la parte inferior los coches y más transeúntes. Ambas ofrecen unas vistas espectaculares de ambas orillas, las bodegas, los barcos que navegan por el cauce del Duero, entre otras cosas.

2. Librería Lello e Irmão

Justo alado de la rectoría de la Universidad de Oporto, la torre dos Clerigos y de la zona conocida como Adega, se encuentra la famosa librería de Lello e Irmão. Estrechamente relacionada con la saga de Harry Potter es objeto de decenas de visitas diarias. Las colas que se forman para acceder a contemplar sus estantes que imitan la madera tallada, sus vidrieras y su robusta escalera carmesí son largas, por eso se recomienda ir a primera hora a comprar la entrada. Cuenta con más de un siglo de historia, pues se inauguró en el año 1906.

Muchos afirman que este edificio aparece en alguna de las películas de la saga, pero no es cierto. Si bien se dice que la autora, J.K.Rowling (que vivió varios años en la ciudad), se inspiró en Lello para alguna de sus obras. El importe de la entrada son 5 euros que se descuentan de alguna de las compras que hagas dentro y el horario es de 9:30 a 19:00.

3. Torre Dos Clerigos

No solo es una de las construcciones más visitadas de Portugal, sino también su punto más alto. Las vistas a la ciudad y al Duero desde arriba son espectaculares, eso sí, escoged un calzado cómodo para subir las sinuosas escaleras que conducen a lo alto de la torre (son más de 200 escalones). La función que tiene es ser el campanario de la iglesia situada en su base, llamada de la misma forma. También fue usada por muchos años como punto de referencia para los barcos por su altura.

Si queréis visitar la iglesia y la torre podéis acceder todos los días entre las 9 y las 19 de la tarde. La entrada a la iglesia es gratuita, para subir al mirador hay que abonar tres euros.

4. Catedral de Sé

Considerada el edificio religioso más importante de la ciudad, destaca a los visitantes por su estilo y sus paredes repletas de azulejos azules y blancos. La catedral comenzó a construirse ni más ni menos que en el siglo XII cerca de las murallas defensivas que rodeaban Oporto. Si quieres visitarla, la podrás localizar en el barrio de Batalla, en la zona más alta de la ciudad, por lo que tendrás que subir alguna que otra cuesta.

Asimismo, fue declarada Monumento Nacional y cuenta con una plaza y un mirador que arroja unas preciosas vistas de la ciudad lusa. Sorprende como, más que una catedral, parece un castillo por su aire majestuoso mezcla de estilos como el barroco o el gótico. Para visitar la iglesia puedes acceder gratis todos los días de 9 a 12:30 y de 14:30 a 19:00. Por el contrario, para visitar el Claustro y la Casa del Cabildo hay que pagar 3 euros y cierra media hora antes.

5. Estación Sao Bento

Inaugurada en el 1916, la estación de Sao Bento es una de las más bonitas de Europa con diferencia. Sus azulejos blancos y azules le dan un toque especial característico de la cultura portuguesa y presente en otras edificaciones como la Catedral Se de Oporto o la Iglesia del Carmen.

Pero no es solo su atractivo turístico lo que mueve a decenas de personas diarias, también es una de las más transitadas del país. Para los más curiosos, Esta situada en el centro, cerca de la avenida de los Aliados, su acceso es gratuito y esta abierta 24 horas todos los días del año.

6. Avenida de los Aliados

En pleno corazón de la ciudad y encabezada por el ayuntamiento se encuentra la avenida de los Aliados. Enfrente del ayuntamiento podrás contemplar una fuente alargada seguida de la plaza de la libertad, donde encontraras la estatua de Pedro IV a caballo, suele ser un punto de encuentro para visitas guiadas, entre otras cosas. Los edificios que rodean la avenida tienen un estilo modernista de finales del siglo XIX, blancos y ornamentados.

El McDonald’s es una parada obligatoria, no hace falta consumir, solo apreciar la arquitectura del edificio por fuera y por dentro. También es un lugar muy frecuentado parala celebración fechas importantes y fiestas nacionales gracias a su localización y su extensión, como nochevieja, San Juan o la Queima das Fitas.

7. Mercado de Bolhao

Por último, el mercado de Bolhao es un sitio que deben visitar sí o sí los que quieran descubrir los entresijos de Oporto. Está situado en la calle Santa Catarina y fue construido en el año 1914 para abastecer de alimentos a la población. Hoy en día, sigue cumpliendo esa misma función, abundan los puestos de pescado, verduras, carne o frutas, pero también ocupan espacio las tiendas de souvenirs, las floristerías, los restaurantes y las cafeterías.

Sorprende ver como actualmente siguen ofreciendo animales vivos, como por ejemplo gallinas. El pescado suele ser fresco y los productos de calidad a un precio un poco caro, los comerciantes tienen en cuenta que el lugar es muy turístico para poner los precios. La entrada es gratuita y puedes ir entre las 7 de la mañana y las 17 de lunes a viernes, los sábados solo abre hasta las 13.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 7 lugares que no te puedes perder en Oporto puedes ver mucha más información en la categoría Europa en 2023.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir