Turismo por Madrid: ven a visitar La Plaza Mayor

Turismo por Madrid. Ven a visitar La Plaza Mayor. Si estás muy cerquita de La Puerta del Sol y vas a seguir la ruta number one de imprescindibles de Madrid, ¿qué lugar aparece?

Te recomiendo que te acerques. Te encantará el ambiente, la luz, los edificios, las tiendas, las terrazas y los bares. Parece que te transportas a otra época. Para mí, es un lugar lleno de maravillosos recuerdos familiares y que forma parte de mi vida.

¿Te acompaño en tu visita?

La plaza más importante de Madrid.

Índice de contenidos
  1. Ven a visitar la Plaza Mayor. Un poquito de historia.
    1. ¿Siempre se llamó la Plaza Mayor?
  2. Ven a visitar la Plaza Mayor. Turismo por Madrid de arquitectura
    1. La Casa de la Panadería
    2. La Casa de la Carnicería
  3. La estatua ecuestre de la Plaza Mayor
  4. El Arco de Cuchilleros
  5. Ven a visitar la Plaza Mayor. Turismo por Madrid gastronómico
    1. ¿Por razones religiosas?
    2. ¿Dónde comer tu bocata de calamares?
  6. Turismo por Madrid. Las cuatro farolas de la Plaza Mayor
  7. Ven a visitar la Plaza Mayor y cómprate un sombrero

Ven a visitar la Plaza Mayor. Un poquito de historia.

Cuando visites la La Plaza Mayor, ya sabrás porque la llaman así. Con sus 120 metros de largo y 94 de ancho dentro encontrarás mucha vida. Aquí los madrileños celebramos la Navidad, Carnaval, nos sentamos en sus terrazas, asistimos a conciertos y mucho más… Rodeada de soportales con 9 entradas de grandes arcos, se encuentra entre la Puerta del Sol y el Palacio Real. Sus edificios construidos con ladrillos de 3 plantas (tras el incendio de 1790 las dos últimas plantas de las antiguas 5 no fueron reconstruidas) y un antiguo empedrado la hacen única. Por eso no te recomiendo ir con tacones para su visita. Yo lo hice porque una amiga celebró su boda civil en las dependencias de la Casa de la Panadería (¡yo no voy a una boda sin tacones de 10 cms!) y ¡conseguí salvar los tobillos de milagro!

¿Siempre se llamó la Plaza Mayor?

Pues no, no entenderás ahora en tu visita a la Plaza Mayor porqué comenzó siendo llamada la Plaza del Arrabal. Tenía este nombre porque estaba fuera de los muros medievales que delimitaban la ciudad y era una zona pantanosa, incluso donde se cazaban osos (de ahí el escudo de Madrid con la osa y el madroño). También pasó por ser la Plaza de la Constitución, Plaza Real y Plaza de la República desde el s. XV hasta la Guerra Civil donde ya se comenzó a llamar como la conocemos en nuestros días: La Plaza Mayor.

Arco de entrada a la Plaza Mayor

Ven a visitar la Plaza Mayor. Turismo por Madrid de arquitectura

Bastantes arquitectos hicieron posible la construcción y reconstrucción de la plaza, pero destacaré a los que verdaderamente impulsaron el proyecto: Don Juan de Herrera y Don Juan Gómez de Mora. Fue una de las primeras plazas con forma cuadrada que se construyó en España (antes todas eran redondas) poniéndose de moda en los diseños de las plazas que se realizaron después es Sudamérica.

En la plaza podéis contar (si tenéis ganas de pasar un buen rato contando), 377 balcones repartidos en sus 4 laterales. Te voy a contar un cotilleo: uno de los balcones es conocido como Marizápalos o la Calderona. Esto es porque el rey Felipe IV tenía una amante. La famosísima actriz María Calderón. Esta actriz triunfaba en los corrales de comedia. El rey un día la llevo a los balcones reales para ver desde allí los festejos que se celebraban en la Plaza Mayor. Isabel de Borbón se enteró y se enfadó muchísimo. El rey pidió disculpas pero… en vez de llevarla a sus balcones hizo construir uno especialmente para ella. Vamos, que le daba igual la reina.

La plaza está formada por edificios donde se realizaban distintos oficios. Estos edificios tomaban el nombre de las labores que se realizaban en su interior: Casa de la Panadería (aunque ha sido mil y una cosas más que una panadería tras su nacimiento en 1590 como una tahona), la Casa de la Carnicería

La Casa de la Panadería

Al hacer turismo por Madrid siempre te hablarán de este edificio. En el lado norte de la plaza, se encuentra el edificio más antiguo (1590) y para mí el más bonito de la Plaza Mayor, la Casa de la Panadería. Recortada por dos torres cuadradas que terminan en chapiteles y con un balcón central donde se puede ver el escudo de armas de Carlos II (realizado por el escultor italiano Barbieri). El balcón del primer piso era parte de la Casa Real y se realizó para que el rey y su corte pudieran ver los espectáculos púbicos desde el balcón.

Las pinturas de su fachada son de Carlos Franco y representan imágenes de la mitología (1992) que son impresionantes. Baco y Cibeles, y figuras que ha inventado inspirándose en un Madrid que era una laguna en la época medieval. El pintor se inspiró en el agua. El nombre de Madrid, viene del antiguo Magerit, del árabe Magrit. Significa ciudad llena de agua.

La Casa se quemó en el incendio de 1672 y tuvo que ser reconstruida totalmente. Ahora encontrarás en sus soportales un punto de información turística del Ayuntamiento de Madrid, aunque anteriormente también fue Academia de Bellas Artes, Academia de Historia o Archivo de la Villa.

En el lado Norte de la Plaza Mayor encontrarás la Casa de la Panadería.

La Casa de la Carnicería

Justo en frente a la Casa de la Panadería, encuentras La Casa de la Carnicería, el antiguo depósito de la carne desde se abastecía a todos los mercados de la villa. Este también se quemó, en otro incendio, en el de 1631 y fue igualmente reconstruido. Actualmente y no hace mucho se ha convertido en un maravilloso hotel de lujo: el Pestana Plaza Mayor Collection donde en su terraza con piscina de la última planta hay unas vistas maravillosas. Me encanta.

La estatua ecuestre de la Plaza Mayor

Entres por la puerta que entres a la Plaza Mayor, ahí, en el medio, en el centro de la plaza se encuentra la de Felipe III montado a caballo. Construida en 1616 no se llevó a la Plaza Mayor hasta 1848 cuando Isabel II la cedió el ayuntamiento. Fue creada por Juan de Bolonia y Pietro Tacca y fue un regalo que le hizo al rey su amigo el Duque de Florencia. Antes había estado situada en la Casa de Campo.

Como curiosidad, contaros que hubo un atentado terrorista en la II República. Un hombre colocó una bomba en la boca del caballo y la figura, saltó por los aires. Gracias a Dios no hubo víctimas, pero la plaza se llenó de pequeños huesos. Al investigar se descubrió que durante décadas los gorriones de Madrid se habían metido en el caballo por la boca y luego no sabían salir. Murieron allí dentro convirtiendo la estatua en una enorme cementerio de gorriones.

El Arco de Cuchilleros

Este es otro motivo más por el que te digo: ven a la Plaza Mayor. Esta es la entrada más original de acceso a la Plaza Mayor. Si vas por la calle Cuchilleros (donde encontrabas el gremio de los cuchilleros), encontrarás unas escaleras en lo que oficialmente se llama calle de la Escalerilla de Piedra. 7 pisos de altura construida por Gómez de la Mora

Los cuchilleros estaban cerca de la Casa de La Carnicería, para surtir con los mejores cuchillos a los trabajadores de este almacén de carne (economía de proximidad lo llamaríamos ahora).

Aquí encontrarás el restaurante más antiguo del mundo. No lo digo yo, lo dice el Libro Guiness de los Récords. Casa Botín, fundada en 1725. Clientes eran el pintor Francisco de Goya o el escritor Benito Pérez Galdós. Turismo por Madrid es también visitar La Plaza Mayor y sus restaurantes y tabernas mileniarias.

Ven a visitar la Plaza Mayor. Turismo por Madrid gastronómico

Famosos, muy famosos, son los típicos bocatas de calamares de la Plaza Mayor. ¿Curioso, verdad?

Junto a nuestras patatas bravas, patatas ali-oli, orejas de cerdo a la plancha y muchas tapas más, destaca en esta zona la costumbre de comerse un bocata de calamares. No tenemos muy claro de dónde nos viene esta tradición, paseíto por la Plaza Mayor y bocata de calamares.

Más curioso todavía es cómo se supone que llegaron a ponerse de moda y nunca han dejado de estarlo. Yo os voy a contar alguna explicación bastante creíble. En el s. XVI ya había una ruta importante de mulas que venían del Cantábrico y de Galicia y haciendo el camino gallego o calzada real, en doce días llegaban a Madrid. Traían pescado que conservaban con la nieve que encontraban en el camino. Os podéis imaginar que no siempre llegara muy bien, de ahí la costumbre de poner rodajas de limón para disimular a veces el olor.

En el s. XVIII aumentaron su velocidad yendo a caballo en un servicio de postas y las carretera habían mejorado. En 4 días teníamos pescado y marisco fresco en la capital.

¿Por razones religiosas?

Otra razón: el pescado siempre ha sido un buen sustitutivo cuando por razones cristinas, no se podía comer carne. Entonces el pescado inundaba las mesas de pobres y ricos y acompañaba a las verduras y cocidos.

Pero aún con estas explicaciones… ¿A ti que explicación te gusta más?

El caso es que no hay recetas con calamares en los recetarios de entonces…

¿Quizás es que los andaluces nos lo trajeron? Cuando en el s. XIX se ponen de modas los colmaos flamencos y las tabernas gitanas en Madrid, con sus vinos finos y sus pescaítos fritos, puede que llegaran los calamares fritos a la mesa.

También las mujeres que «venían a servir a la capital en las casas de los nobles y la burguesía traían de sus lugares de origen sus costumbres y siendo de zonas de costa de España muchos de los platos que cocinaban eran los platos típicos que solían realizar en sus casas de origen. Cuando los inmigrantes a la capital montaban bares y restaurantes encontraron un plato perfecto en el calamar, que se puede utilizar casi en su totalidad, está supersabroso rebozado y con un buen pan como el que hay en Madrid, ummm. Es asequible para todos los bolsillos y gusta a casi todos. Ven a visitar la Plaza Mayor y así tendrás un motivo para probarlos.

Visita gastronómica por la Plaza Mayor

¿Dónde comer tu bocata de calamares?

Al visitar la Plaza Mayor verás que hay muchos bares y tabernas en la Plaza Mayor y en sus alrededores para comerlos. El primero que te diremos casi todos los madrileños es La campana, que está en un pequeño callejón que lleva a la Plaza Mayor. Es muy pequeño y siempre está lleno. Paciencia, son súper rápidos. Eso sí, no busques nada de glamour. Acompáñalo con una caña de cerveza o un refresco y aprieta bien el pan para que no se te escapen los calamares antes de darle el primer mordisco.

También puedes hacer turismo por Madrid de bares y tabernas con bocadillos de calamares muy ricos en Bar Brillante, La Ideal, casa Rúa, Los Galayos, Cervecería Plaza Mayor, Casa María…

Así que da igual que vayas un domingo al mercadillo de monedas y sellos que se pone en la plaza, en navidad al mercadillo navideño, por San Isidro a los conciertos … Un bocata calamares es la mejor opción en cuanto apriete el hambre.

Turismo por Madrid. Las cuatro farolas de la Plaza Mayor

Muy poca gente sabe esto. Así que os lo voy a contar. Busca cuando estés en la plaza cuatro farolas que parecen iguales. Poca gente las mira, pero si te fijas bien las farolas tienes grabados que cuentan sucesos que han ocurrido en la plaza a lo largo de su historia.

Verás celebraciones de carnaval (el entierro de la sardina se celebra en la plaza Mayor todos los años), a los eventos de tauromaquia que se celebraban aquí, a los incendios por los que pasó el lugar o a algo más tremendo…. Los ajusticiamientos que tenían lugar en la plaza. Sí, la plaza también tiene una historia negra. Durante la Inquisición, se realizaban los autos de fe, que gustaban mucho a algunos reyes. Realizados con mucha pompa llegaron a condenarse a más de 100 personas. Felipe IV pedía con ellos la curación de Isabel de Borbón (sí, pedía por la mujer a la que engañaba con la actriz) que tenía viruela, para que se curara.

Durante la invasión de los franceses, junto con la pradera de San Isidro, en la Plaza Mayor también lamentablemente se fusilaron a muchos españoles que estaban contra la dominación francesa. Turismo por Madrid es también descubrir la historia secreta de la villa en tu visita La Plaza Mayor.

Ven a visitar la Plaza Mayor y cómprate un sombrero

Turismo por Madrid. Haz una compra original para tí o llévate un regalo diferente. Ven a visitar la Plaza Mayor para que descubras que hay una larga tradición de sombrererías . En el número 30 encontramos Casa Yustas, un local con más de cien años que es muy celebre por sus sombreros de calidad y la variedad de modelos. Venden sombreros, gorras, efectos militares desde 1894. También podrás ver algún traje regional.

Sombreros y gorras con historia

Si andas un poquito más y vas hasta el número 25 te encontrarás con laSombrereria La Favorita. Su fachada se mantiene desde el siglo XIX. Fundada en 1894 también, bien merece un vistazo a sus gorros y sombreros.

Tras nuestro Turismo por Madrid. Ven a visitar la Plaza Mayor. ¿Quieres que te contemos más visitas y curiosidades de Madrid? ¡Nos vemos en el próximo post! Me voy a por un bocata de calamares que de tanto hablar de ellos… ummm, que hambre.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Turismo por Madrid: ven a visitar La Plaza Mayor puedes ver mucha más información en la categoría Europa en 2023.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir