Sídney: descubre los rincones más interesantes

,¿Sabías que desde siglos anteriores Sídney y Melbourne siempre mantuvieron una gran rivalidad y por este motivo ninguna de las dos fue nombrada capital de Australia? Por esta razón llegaron a un mutuo acuerdo de que Canberra tomara ese privilegio, ya que se sitúa a mitad de camino entre ambas ciudades. Si has tenido ganas de saber sobre esta ciudad no pierdas la oportunidad de visitar el top 10 de lugares de Sídney.

No obstante, Sídney es la ciudad más popular del país, ubicada a orillas del Océano Pacífico, rodeada por una gran variedad de parques naturales donde la flora y la fauna habitan con toda libertad.

Si te alejas del centro de la ciudad, te puedes encontrar desde los clásicos canguros, hasta las viudas negras –una de las arañas más peligrosas del mundo– pasando por los koalas, los wallabies o los ornitorrincos.

El surf como la imagen que identifica el país

Sídney, anteriormente conocida como New Albion, es una de las ciudades más jóvenes del mundo, ya que se estableció como nación a principios del siglo XX (1901). A pesar de su juventud, existen pruebas que demuestran que esta ciudad ya estaba habitada por indígenas hace más de 30.000 años. Actualmente, a los alrededores tanto de la Ópera de Sídney como del Puente de la bahía de Sídney existen infinidad de espectáculos de demostración sobre la cultura y las costumbres de estas comunidades aborígenes.

En este post uno de nuestros miembros viajeros nos cuenta desde Sídney cuáles son los puntos más interesantes a visitar en la ciudad con mejor calidad de vida del mundo.

Índice de contenidos
  1. ¿Qué es lo más interesante de Sídney?
  2. 1. Ópera de Sídney: la imagen del país
  3. 2. Puente de la Bahía de Sídney: no olvides cruzarlo en tu visita
  4. 3. El real jardín botánico de Sídney: adéntrate en el gran laberinto de flora autóctona
  5. 4. Puerto de Sídney: el lugar perfecto para relajarse y desconectar
  6. 5. Ruta por el barrio The Rocks: el inicio de la historia
  7. 6. La Playa de Bondi Beach: un paraíso natural repleto de surfistas
  8. 7. Ruta por el barrio de Newtown: un estilo alternativo en pleno centro de la ciudad
  9. 8. Las Montañas Azules: donde la naturaleza y el cielo conectan en uno
  10. 9. La playa de Manly: alejarse de la ciudad también es una buena idea
  11. 10. Parque Real Nacional: el segundo parque nacional más antiguo del mundo

¿Qué es lo más interesante de Sídney?

1. Ópera de Sídney: la imagen del país

El primer destino de nuestro recorrido se trata de un símbolo que representa mucho más que Sídney. ¿Sabías que este edificio fue declarado en 2007 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO?

Creado en 1957 por el arquitecto Danés Jørn Utzon, esta obra arquitectónica pertenece al estilo de expresionismo estructural. No obstante, conllevó un gran esfuerzo y no fue hasta 1973 cuando la inauguró la reina de Australia, Isabel II.

Existen distintas perspectivas para apreciar la Ópera de Sídney, cada cuál te parecerá más increíble. Desde las mismas escaleras de entrada, o tomando un café en el Ópera Bar, así como desde el césped del Jardín Botánico o incluso desde el ferri camino a Manly Beach… no pierdas la oportunidad de verla desde todos los ángulos.

En un próximo artículo hablaremos detalladamente sobre esta emblemática obra y sus curiosidades, ¡así que mantente activo a nuestras publicaciones!

La Casa de la Ópera reflejada en el puerto durante el atardecer

2. Puente de la Bahía de Sídney: no olvides cruzarlo en tu visita

¿A quién no le recuerda este magnífico puente a la famosa película de Buscando a Nemo? Ocho años se tardó en construir este monumento, entre 1924 y 1932, y actualmente es el quinto puente de arco más grande del mundo.

Conocido originalmente como Sydney Harbour Bridge, este puente de arco formado por acero conecta el centro financiero de la ciudad con la costa residencial. Cuenta con una longitud total de 1149 metros y una altura máxima de 134 metros.

Al tratarse de un puente con una visión de 360 grados, existen infinidad de puntos para contemplar la ciudad desde las alturas, incluyendo la Casa de la Ópera, el puerto o el Luna Park, conocido como el parque infantil de atracciones.

El famoso puente se puede cruzar tanto andando como en coche, moto, transporte público, bicicleta o tren. Además, existe la posibilidad de participar de una actividad llamada BridgeClimb, que consiste en ascender hasta arriba del arco andando. La actividad tiene un coste de 174 AUD, ¡pero se trata de una experiencia única en el mundo!

3. El real jardín botánico de Sídney: adéntrate en el gran laberinto de flora autóctona

Conocidos comúnmente como Royal Botanic Gardens, estos jardines de acceso gratuito quedan ubicados al este de la Casa de la Ópera, a unos cinco minutos a pie, y están abiertos todos los días del año. Si lo que buscas es desconectar del ambiente de la ciudad, pasear por el parque es la mejor alternativa.

Creados en 1816, los jardines forman un gran anfiteatro natural de 29 hectáreas de tamaño, donde la naturaleza, la paz y el silencio definen este lugar inédito. Aunque te apetezca tumbarte a descansar bajo la sombra de un árbol, nunca pierdas de vista tus pertenencias, ¡pues las famosas cacatúas podrían apropiarse de ellas!

Además, estos jardines ofrecen a los amantes de las plantas y la horticultura la oportunidad de aprender y enriquecer sus conocimientos, pues cada árbol o planta cuenta con una etiqueta descriptiva con el nombre de la especie y sus detalles.

¡No pierdas la posibilidad de disfrutar de las exquisitas vistas de la Casa de la Ópera y del Puente de la Bahía desde un lugar privilegiado!

Encuentra la tranquilidad en los Jardines Botánicos

4. Puerto de Sídney: el lugar perfecto para relajarse y desconectar

Catalogado como Darling Harbour, este puerto ofrece, además de unas vistas impresionantes y únicas del río, numerosos establecimientos como centros comerciales donde poder comer, tomar un refresco o simplemente descansar y contemplar las vistas.

Existen distintas atracciones alrededor del puerto; entre las más destacadas encontramos los Jardines Chinos de la Amistad, donde se puede apreciar sobre la cultura oriental, el Museo Marítimo o el hermoso Pabellón Dockside.

Una de las formas más prácticas para visitar la ciudad es realizando excursiones a pie. Se disfruta del ambiente de ciudad a la vez que se practica ejercicio. Esta ruta comienza en los Jardines Chinos de la Amistad situados en Darling Harbour y acaba en la mismísima Casa de la Ópera, pasando por debajo del Puente de la Bahía. El recorrido consiste en bordear siempre el río, de esta manera no pierdes detalle de la bahía en ningún momento.

Aconsejo llevar comida y bebida para la excursión porque a pesar de que el paseo es tranquilo, puede tener una duración de hasta 2 horas.

Perspectiva del moderno puerto de Darling Harbour

5. Ruta por el barrio The Rocks: el inicio de la historia

Nos encontramos con el barrio que dio inicio a la historia de Australia, ya que alrededor del año 1788 llegó la primera flota de prisioneros enviada por el gobierno británico. Ubicado en un lugar privilegiado, entre la Casa de la Ópera y el Puente de la Bahía de Sídney, actualmente el barrio se caracteriza por tener distintas callejuelas donde perderse y descubrir las numerosas galerías de arte, además de los restaurantes de moda y los espectáculos musicales en directo.

Visitado por cientos de turistas al día, debido a sus casas de tamaño bajo y las antiguas fábricas de ladrillo, este barrio te desplazará al corazón del Reino Unido. Alrededor de esta zona encontramos la calle más antigua de Australia, además de importantes edificaciones como la Galeria Billich, la antigua Estación de Policía, el restaurante Vault y el Museo de Arte Contemporáneo.

No olvides visitar el mercado tradicional, creado en 1991, que tiene lugar cada fin de semana con más de 100 tiendas donde encontrar joyas, ropa, cuadros, artesanías aborígenes… ¡No pierdas la oportunidad de conocer la Australia del siglo XX!

Panorámica del barrio más antiguo de la ciudad

6. La Playa de Bondi Beach: un paraíso natural repleto de surfistas

Durante tu recorrido por Sídney no puede faltar una visita a la playa más famosa del país. ¡Es por este motivo que en época de verano probablemente tengas problemas para poner la toalla! A pesar de esto, tiene una dimensión de 1 kilómetro de longitud y, además de la zona de arena fina, cuenta con jardines de césped para aquellos que no son amantes de la arena.

Ubicada a unos 10 kilómetros de la ciudad, el nombre de la playa es de origen aborigen y significa “agua que rompe en las rocas”, y con una rápida mirada al paisaje se entiende el porqué. Limita con las famosas piscinas de agua natural llamadas Bondi Icebergs, de alta atracción turística pero cuya entrada tiene un coste de 7 AUD.

Conocida por su arena dorada, la playa se destaca por tener aguas cristalinas donde los surfistas practican sus habilidades durante todo el año. Las olas no acostumbran a ser de gran tamaño y existen diferentes escuelas de surf alrededor, así que es una buena excusa para practicar este deporte acuático característico del país por primera vez.

La playa cuenta con todo tipo de instalaciones para el público, desde restaurantes donde tomarse una cerveza hasta las famosas barbacoas públicas donde puedes cocinarte a tu gusto frente a un paisaje increíble. Por otro lado, es el punto de finalización de distintas excursiones a pie, como por ejemplo la famosa ruta que transcurre desde Cooge a Bondi Beach. No te pierdas las futuras publicaciones para enterarte de las excursiones.

7. Ruta por el barrio de Newtown: un estilo alternativo en pleno centro de la ciudad

No te asustes ni pienses que has cambiado de país en el momento en que pongas los pies en el barrio más alternativo de Sídney. Reconocido por ser distinto aSS los demás, esta parte de la ciudad se caracteriza por ofrecer una gran variedad de bares o pubs de distintas tipologías: desde una terraza clásica donde tomar una cerveza hasta un local ubicado en el subsuelo donde comer comida exótica. ¡Si algo ofrece este barrio es la diversidad de opciones!

Siéntete en una película al pasear por su calle principal, King Street, donde podrás encontrar infinidad de pequeñas tiendas donde comprar recuerdos. No olvides visitar el corazón cultural del barrio, el teatro Enmore, donde actúan los mejores músicos y cómicos de la ciudad.

Al tratarse de una zona alternativa, el arte urbano ha tomado el control de sus calles y cada uno de estos grafitis cuenta una historia apasionante. Personalmente recomiendo perderse en las calles e ir descubriendo el sinfín de murales, esculturas y posters de artistas reconocidos.

Por último, no puede faltar una visita al famoso restaurante llamado “Lentil as Anything”. Se trata de un local donde los clientes se adaptan al menú del día y luego pagan la cantidad que consideran adecuada. Es un tipo de negocio que representa la filosofía alternativa del barrio.

Grafiti conmemorativo a Martin Luther King

8. Las Montañas Azules: donde la naturaleza y el cielo conectan en uno

¿Sabías que reciben este nombre por el color que toman sus montañas al verlas desde una cierta distancia? De hecho, este color proviene de los rayos del sol que chocan con las partículas de agua y polvo en suspensión, creando un efecto óptico de color azul.

Si eres un amante de la naturaleza, una visita al parque nacional de las Montañas Azules resulta indispensable; ¡un lugar donde se han encontrado pruebas de vida aborigen de hace más de 22.000 años!

Situado apenas a 100 kilómetros de la ciudad, esta zona cuenta con un gran número de pueblos pequeños de media montaña y distintas urbanizaciones. Por este motivo, existen distintos montes donde se pueden realizar excursiones con sinfín de miradores al filo del abismo y senderos que recorren barrancos y desembocan en cataratas.

Personalmente recomiendo la excursión en Katoomba, donde se pueden apreciar las famosas rocas llamadas “las tres hermanas”, uno de los símbolos del país. Además, desde este punto se pueden iniciar distintas rutas para perderse en esta maravilla de la naturaleza. Eso sí, equiparse con comida y bebida resulta importante, pues al ser un parque natural, no cuenta con bares ni restaurantes.

Las tres hermanas

9. La playa de Manly: alejarse de la ciudad también es una buena idea

No dudes ni un segundo en tomar el ferri desde el puerto de Sídney para dirigirte al pueblo costero más bonito de la zona metropolitana. Durante el trayecto podrás disfrutar de unas vistas privilegiadas de la Casa de la Ópera, además de ver la infinidad de pequeñas calas desde otra perspectiva.

Se trata de una pequeña población que en época de verano acostumbra a ser un destino turístico. Contiene una calle principal llamada “The Corso”, donde se encuentran distintas tiendas de ropa y los locales más famosos y antiguos de la localidad, con diversidad de estilos de comida y terrazas para tomar una cerveza.

Al final de la calle se encuentra la famosa playa, donde se celebró el primer concurso de surf del mundo en 1964. Las icónicas curvas de playa de 1 kilómetro de distancia te llevan desde South Steyne hasta North Steyne, donde un arrecife sumergido crea las olas que inspiran a los mejores surfistas del mundo a viajar a esta costa.

Por otra parte, si lo que buscas es una playa más tranquila, siempre podrás desplazarte hasta el otro costado de la bahía, donde no existen olas y las playas acostumbran a ser menos concurridas, pues esta población cuenta con dos tipos de playa totalmente opuestos: el surf y las mareas, contra las pequeñas calas de aguas claras y tranquilas.

La famosa Playa de Manly

10. Parque Real Nacional: el segundo parque nacional más antiguo del mundo

Conocido originalmente como Royal National Park, este paraíso natural creado en 1879 y ubicado a tan solo 40 kilómetros de la ciudad, cumplirá todas tus expectativas del mundo aventurero.

La naturaleza brilla en su máximo esplendor y resulta sencillo apreciar la diversidad de especies de flora y fauna que conviven en un mismo hábitat. Además, se pueden realizar desde excursiones a pie o en bicicleta alrededor de los impactantes acantilados hasta baños en sus magníficas piscinas naturales (por ejemplo en la famosa 8 Rockpool, una piscina natural en forma de 8).

En tu ruta por el parque te recomiendo visitar la playa de Wattamolla, una de las playas más exóticas de la zona debido a su conexión entre el mar, las cataratas y la naturaleza. Si realmente quieres disfrutar del parque durante más días, tienes la opción de acampar por un precio de 20 AUD, dinero que va destinado al mantenimiento del parque

Catarata con desembocadura en el mar en Royal National Park

Hasta aquí ha llegado el primer artículo sobre la ciudad de Sídney. ¡Esperamos que te haya gustado nuestra recopilación de los lugares más interesantes y bonitos para visitar! Si tienes alguna duda, no dudes en enviarnos un correo electrónico y responderemos encantados.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Sídney: descubre los rincones más interesantes puedes ver mucha más información en la categoría Oceanía en 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir