Sa Pa y sus terrazas de arroz

En Sa Pa encontraremos un paisaje verde rodeado de montañas. Si estas visitando Vietnam, no querrás perderte esta parada casi obligatoria. Sa Pa y sus terrazas de arroz son uno de los pocos paisajes con este tipo de campo que existen en el mundo y sin duda, uno de los más bellos de Vietnam.

Índice de contenidos
  1. ¿Cómo llegar?
    1. De Mai Châu a Sa Pa en autobús local
  2. La ciudad de Sa Pa
    1. Trekking ligero
    2. ¡No olvides hidratarte!
    3. Hầu Thào

¿Cómo llegar?

Sa Pa es una ciudad al noroeste de Vietnam. Situada casi en la frontera con China, en las montañas de Hoàng Liên Son. Es una de las zonas más pintorescas y bonitas de todo el país. Si bien, el norte de Vietnam puede resultar muy verde y espectacular a la vista, es en Sa Pa donde podremos encontrar las impresionantes terrazas de arroz.

El arroz es un alimento básico en la dieta asiática. Ni siquiera el duro relieve de montaña frena a sus habitantes a cultivarlo. Viéndose obligados a formar terrazas para aprovechar el máximo espacio con el mínimo esfuerzo y creando estos campos que vale la pena visitar y ver en directo.

Llegar a Sa Pa es fácil. Está bien comunicado por carretera y frecuentan los autobuses que cruzan en cada pueblo. Si estas planeando tu ruta a Vietnam puedes ir directamente a Sa Pa desde Hanoi. El viaje en autobús se alarga unas cinco horas y media. También podrás llegar desde casi cualquier pueblo en el que te encuentres. Basta con preguntar en la recepción de dónde te estes hospedando. Pero ten en cuenta que en algunos casos, el viaje se puede alargar.

De Mai Châu a Sa Pa en autobús local

Nosotros pensamos en ir a Mai Châu primero, ya que parece estar de camino entre Hanoi y Sa Pa. Lo cierto es que la carretera obliga a retroceder de vuelta a Hanoi y el viaje en autobus se alarga a siete horas y media. Si viajas con tu propio vehículo es una parada que vale la pena realizar. Y si no, por dos horas más de bus, no saldrás arrepentido al probar él delicioso cerdo frito de la zona.

En nuestro caso, nos subimos en un bus local des de Mai Châu dirección Sa Pa. El bus no dejaba de realizar paradas para cargar y descargar mercancías. En cinco horas apenas habíamos avanzado unos veinte kilómetros. Cuando todo parecía ya ir sobre ruedas. El bus sufrió una avería que nos retuvo otras cuatro horas. Fue un viaje largo. Siempre se puede tener mala suerte. Aún así, las vistas des de la carretera valieron la pena. La foto de arriba es de una parada en ese trayecto.

La opción de alquilar un conductor privado, aún ser más cara, es lo mejor si se quiere evitar esta clase de imprevistos y viajar con más tranquilidad.

La ciudad de Sa Pa

Sa Pa Lake

En el centro de la ciudad podemos encontrar el Sa Pa Lake o lago de Sa Pa. Es sin duda la zona más céntrica y bonita de la ciudad.

Las calles son planas y cómodas. Sin darte cuenta puedes pasarte horas paseando. De hecho, caminar es la atracción principal en Sa Pa. Una vez se llega a la zona central de la ciudad, no se tarda mucho en ver a mujeres de ropas características. Ofrecen sus servicios como guías de trekking. Y es que en esta zona, entre muchas otras montañas se encuentra el pico más alto de todo Vietnam y de la región de Indochina. El Fansipan (3.142m).

Ofrecen trekkings personalizados con estancias en sus pueblos natales en la montaña. Si se desea pasar un rato con gente local, es la mejor opción. Lo habitual son los trekkings de un día o dos días y una noche. Eso ya va en relación a lo mucho que te guste la montaña. Si eres habitual del aire puro y el barro en los zapatos, no dejaras pasar la oportunidad de conquistar el Fansipan. Fácilmente y sin apenas planificación podrás encontrar a cualquier guía que te acompañe. Basta con preguntar. Aunque también puedes llegar a la cima mediante el teleférico y ahorrarte la caminata. Cosa que muchos agradecerán.

Restaurante en Sa Pa

En el centro de la ciudad podrás encontrar muchos restaurantes, en Sa Pa no es difícil ver locales con el animal dando vueltas sobre el fuego, o peceras llenas de pescado y marisco fresco. También es fácil encontrar dieta vegetariana. Con los años se ha vuelto una ciudad muy turística, y están adaptados a todos los gustos.

Trekking ligero

Nosotros realizamos el trekking de un día. Contratamos a una señora muy agradable que nos llevo hasta Hầu Thào, su pueblo en las montañas. Es la ruta que realizan cada mañana todas las mujeres de su pueblo para ir a la ciudad a comprar suministros o a buscar clientes para hacer de guía. No fue una caminata demasiado exigente y las vistas valieron la pena. Si no te gusta mucho cansarte en la montaña, un día de trekking no te agobiará demasiado.

Antes de empezar, nuestra guía nos llevo a un mercado cerca del lago que parecía un poco más local que la mayoría que habíamos visto. Allí compramos agua y algo de desayuno, todo a precios muy razonables.

Al principio la ruta no resultaba demasiado interesante. Subíamos por una ladera asfaltada que se alzaba entre los arboles. No tardamos demasiado en poder ver pueblos en los valles lejanos. A partir de allí el camino se aplanó bastante. Nos cruzábamos con gente local yendo y viniendo de sus respectivos pueblos. Algunos paseando a su rebaño de cabras, otros cargando sus burros.

¡No olvides hidratarte!

Ciudad en las montañas de Vietnam

Cuando paramos a comer, un grupo de niñas locales se acerco para vender algunas pulseras. Parecían autómatas repitiendo los precios de una por tres, dos por cinco. Aunque solo buscan conseguir algo extra para llevar a casa, no recomendamos colaborar con este tipo de situación. Las niñas de esa edad deberían estar en el colegio. No hay una solución fácil para este tipo de problemas pero comprarles pulseras solo incentiva qué más niñas de esa edad se pongan a venderlas. Si queremos arrancarles una sonrisa, regalar lápices de colores, o golosinas puede ser una opción aceptable. Algo que puedan repartirse o que ninguna se quede sin.

Después de comer paramos en un río donde se bañaban algunos locales. Hacía calor y se agradeció la pausa. Nos bañamos hasta las rodillas mientras una mujer hacia la colada un poco mas abajo.

Hầu Thào

Casa en Hau Thao

No tardamos mucho en llegar a la casa de nuestra anfitriona. En caso de que hubiéramos optado por el trekking de dos días, habríamos pasado la noche allí, y al día siguiente habríamos profundizado hacia el interior de la montaña y los arrozales. Debido al calor, para nosotros fue suficiente un día. Nuestra guía nos pidió un taxi para volver a la ciudad.

Volviendo en taxi vimos unas luces increíbles y paramos en un mirador a contemplar los campos de arroz. El verde de las terrazas parecía brillar a la luz del ocaso. Tuvimos mucha suerte de poder contemplar ese momento.

Sa Pa y sus terrazas de arroz

Definitivamente Sa Pa y sus terrazas de arroz es un lugar placentero para visitar. Tanto si viajas en familia, en grupo o en pareja, es un lugar que no te quieres perder.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Sa Pa y sus terrazas de arroz puedes ver mucha más información en la categoría Asia en 2023.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir