Pienza: la ciudad ideal de La Toscana

Cuándo uno piensa en Toscana inmediatamente le viene a la mente el típico paisaje de cipreses y colinas interminables. Esto lo representa perfectamente Vall d’Orcia, el paraje tan particular donde Pienza: la ciudad ideal de La Toscana se encuentra escondida. La visita a este valle, no solo os permitirá introduciros en la región, también es la oportunidad perfecta para conocer una de sus joyas. ¿Empezamos?

Índice de contenidos
  1. CÓMO LLEGAR A PIENZA: LA CIUDAD IDEAL DE LA TOSCANA
  2. UN POCO DE HISTORIA
  3. QUÉ VER EN PIENZA: LA CIUDAD IDEAL DE LA TOSCANA
    1. DUOMO DE PIENZA
    2. RESIDENCIA PICCOLOMINI
    3. PALAZZO COMUNALE
    4. SEDE DEL ARZOBISPADO DE PIENZA: LA CIUDAD IDEAL DE LA TOSCANA

CÓMO LLEGAR A PIENZA: LA CIUDAD IDEAL DE LA TOSCANA

Lamentablemente no hay transporte público directo entre Siena y Pienza ni tampoco entre Florencia y Pienza, por lo que para llegar, tendríais que alquilar un vehículo, si no tenéis el vuestro, o contratar alguna excursión que os permitiera visitarla.

DESDE SIENA: por la SS715 hacia Sinalunga. Después SP15 Y SP146 hacia Via XV Giugno. Tardaréis aproximadamente una hora.

DESDE FLORENCIA: en este caso tendréis que pasar por algún peaje. A1 hacia SP327 en Bettolle, salida Valdichiana. Después SP327, SP15 Y SP146 hacia Via XV Giugno. Tardaréis aproximadamente una hora y media.

Os dejo aquí el enlace al Ayuntamiento de Pienza por si queréis ampliar información.

UN POCO DE HISTORIA

Lo cierto es que Pienza no ha tenido un lugar importante en la historia hasta el siglo XV. Hasta ese momento, era una pequeña localidad llamada Corsignano, a 50 km de Siena. ¿Qué ocurrió entonces?

Lo que cambió el rumbo de Pienza fue que en ella nació en 1405 Enea Silvio Piccolomini, un hombre, que en 1452, se convirtió en el Papa Pio II. Y precisamente, fue este Papa, el que en un viaje con su séquito a Mantua, decidió hacer una parada en su ciudad natal. Para su sorpresa, la encontró irreconocible, profundamente degradada y abandonada.

De este modo, quiso arreglarla y para ello, buscó uno de los mejores arquitectos de la época, Bernardo Rossellino, que trabajó con el genio de Leon Battista Alberti en la capital, Florencia (la iglesia de Santa Maria Novella en Florencia es uno de los sitios en los que podemos encontrar su trabajo, os dejo enlace aquí). El Papa quería un nuevo proyecto que convirtiera Pienza en la ciudad ideal de La Toscana.

La nueva ciudad se erigió sobre la antigua y Rossellino trabajó durante cuatro años para conseguirlo. Porque lo consiguió. Hizo una ciudad armoniosa en proporciones y materiales, con formas, que sin duda, son propias del Renacimiento. Desafortunadamente, la construcción se vio interrumpida por la muerte de ambos hombres, tanto Rossellino como el Papa.

Desde entonces, Pienza no ha tenido prácticamente modificaciones y quizá esto, haya hecho, que su casco histórico fuera declarado Patrimonio Cultural de la UNESCO en 1996; y toda la zona, el Vall d’Orcia, también, en 2004.

QUÉ VER EN PIENZA: LA CIUDAD IDEAL DE LA TOSCANA

En un inicio, el plan del Papa abarcaba solamente la plaza central de la ciudad, que es además, donde hoy se concentran la mayor parte de los edificios importantes. Aquí, podemos encontrar la Catedral de Pienza, la residencia del Papa, la sede local de Arzobispado y el Palazzo Pretorio o sede gubernamental.

Destacar que la utilización de la regularidad geométrica propia del Renacimiento y la perspectiva. De hecho, la plaza tiene forma de trapecio y esto permite, realzar y subrayar el Duomo de Pienza.

La intervención prosiguió después al resto de la ciudad pero no hubo tiempo suficiente para completarlo, como ya hemos visto, por la desaparición de los dos hombres más importantes del proyecto.

DUOMO DE PIENZA

Se construyó sobre la antigua ermita de Santa María. El espacio a disposición era muy estrecho, así que Bernardo Rossellino tuvo que situar la catedral lo más al sur que pudo. De hecho, es una de las razones por las que la plaza tiene forma de trapecio. Siendo cuadrangular, era imposible la colocación de todos los edificios que hoy en día la componen.

Externamente, se considera un conjunto principalmente renacentista por su arquitectura en mármol travertino y su referencia a los templos antiguos con columnas y el gran frontón que contiene el símbolo de la Santa Sede de Pio II.

En el interior, el espacio se antoja gótico, con una división en tres naves decoradas con pinturas encargadas del Papa a artistas de la época.

RESIDENCIA PICCOLOMINI

Al lado de la Catedral, se encuentra el llamado Palazzo Pontificio, la residencia de Pio II en Pienza: la ciudad ideal de La Toscana.

El proyecto estuvo a cargo de Bernardo Rossellino, quién también participó en el de la familia Rucellai en Florencia, a cargo de su maestro, Leon Battista Alberti, por lo que ambos tienen bastantes similitudes. Además, tiene algunas características típicas de los palacios del XV florentinos como la división en tres planos, el desarrollo horizontal, la existencia de cornisas que marcan las plantas y de una puerta central que conduce a un patio.

PALAZZO COMUNALE

Es la sede del gobierno local. Se considera diseñado por Rossellino pero modificado en el siglo XIX. Como construcción, es parecida a la Signoria florentina pero en medidas muy inferiores. Conserva un pórtico y una torre al lateral derecho. En su interior, lo más destacado es la Sala del Consejo, donde podemos encontrar un fresco perteneciente a la escuela senesa del siglo XV que representa la Virgen con el niño y los Santos Patronos de Pienza.

SEDE DEL ARZOBISPADO DE PIENZA: LA CIUDAD IDEAL DE LA TOSCANA

Se encuentra enfrente del Palacio Piccolomini. Es un edificio de corte gótico que el Papa Pio II regaló al cardenal Rodrigo Borgia (posteriormente Papa Alessandro VI), su estrecho colaborador. Es un edificio bastante sobrio que en la actualidad alberga el Museo Diocesano, donde se conservan distintas obras religiosas que han tenido algo que ver con la Catedral de Pienza como pinturas, reliquias o incluso magníficos tapices flamencos del siglo XV.

Después, os recomiendo perderos un poco por las pequeñas calles de la ciudad y sus encantadoras placitas con flores. Como muchas localidades de Toscana, se encuentra en la cima de una colina, así que podréis disfrutar de unas estupendas vistas del Valle d’Orcia cuando os acerquéis a la parte de las murallas.

Espero que os haya gustado el post y que os haya picado un poco el gusanillo para hacer un alto en el camino y visitar Pienza: la ciudad ideal de La Toscana. Dicen que no existe nada perfecto ni ideal, quizá esta ciudad sea la excepción que confirme la regla. ¿Os la vais a perder?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pienza: la ciudad ideal de La Toscana puedes ver mucha más información en la categoría Europa en 2023.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir