Manali: algunos rincones a visitar de esta maravillosa ciudad del Himalaya

Ahora que andas pensando en qué ver en Manali, te haré una breve descripción. Como una isla elevada en plena montaña, Manali nada tiene que ver con la imagen típica de la India. Fresca, fría, montañosa, techos de pizarra y bambúes salvajes que crecen hacia el cielo. Manali crece en la ribera del rio Sindu, que corre fuerte y salvaje hacia la desembocadura, pareciendo que se le escapara sobre piedras y resaltos. Manali se posa en las laderas del valle del Kullu o «Valle de los Dioses», serena, impresionantes, variopinto y llena de leyendas divinas y demoniacas.

Río Sindu a su paso por Manali

Los autobuses circulan de forma diaria comunicando con las ciudades cercanas, como son Dharamshala o Leh, y desde allí a Nueva Delhi. Principalmente es conocida por la importante agrupación de templos y obras arquitectónicas de origen religioso que nutren las historias ancestrales que la afaman. Pero más recientemente, Manali es destino de viaje como lugar idílico para el reposo y realizar senderismo. Básicamente la ciudad se divide por la cuenca del río. A un lado, encontramos la Vieja y más supersticiosa Manali y la Nueva, actualizada y bulliciosa; y al otro lado, descubrimos la elevada y bien orientada hacia la cordillera, Vashista.

Índice de contenidos
  1. NEW MANALI
  2. MANALI, LA VIEJA
  3. VASHISTA AL OTRO LADO
  4. QUÉ HACER EN MANALI
    1. Rutas de senderismo impresionantes
    2. Baños en la terma medicinal
    3. Vivir las supersticiones
  5. ¿Quieres saber qué más ver en Manali?
    1. CONSEJO PROPINA
    2. CLAVES PARA EL VIAJE

NEW MANALI

Templo de Hadimba

En New Manali es interesante conocer el templo y monasterio budista, así como el mercado tibetano que esta a sus puertas. Los Mosaicos de la rueda del Karma de las entradas son muy reveladores. En esta zona hay muchas ofertas de comida vegetariana y tibetana. Además, y muy importante, hay un punto turístico en el que podemos hacernos con un mapa del lugar para orientarnos y organizar nuestras visitas. Allí mismo también, nos aconsejarán sobre las salidas de transportes y las opciones para los días que estemos en la ciudad. Desde el centro de New Manali la carretera se bifurca en dos extremidades que se dirigen hacia Old Manali y Vashista. Pero, aun cuando interesante, no recomiendo hospedarse en esta parte.

MANALI, LA VIEJA

Hacia Old Manali podrás ver el templo de Hadimba, construido en madera tallada y piedra antigua hace unos quinientos años. El acceso al templo es fácil y no requiere de contribución alguna. No obstante, como es costumbre en India, deja alguna donación simbólica. En Old Manali hay muchas posibilidades de encontrar alojamientos más económicos que en la Nueva. En otro tiempo, esta parte, era conocida como el “Hippie Town” por los numerosos hippies venidos de todas partes del mundo hacia los años 60 para experimentar la India psicodélica y mística. Hoy en día, Old Manali está repleto de tiendas comerciales de ropa y de locales alternativos que aún mantienen el espíritu que en aquella década la hizo crecer rápidamente. Lo más conocido de esta zona es el templo de Manú, quien se dice fue el primer hombre en la tierra y al que los indios muestran un profundo respeto.

VASHISTA AL OTRO LADO

Templo de Vashista

Vashista, en cambio, se encuentra en la orilla opuesta a la nueva y vieja Manali. Se posa en la montaña y descubre unas vistas espectaculares de toda la cordillera nevada. La forma más cómoda de llegar hasta allí será con un riksho. Pero si se va ligero de peso y se disfruta del caminar, hacerlo a pie es una gozada. En Vashista se encuentra el templo dedicado a Rama, todo realizado en madera tallada. Este lugar, ha conseguido generar una afluencia de turismo bastante interesante y hoy en día casi hay más hospedajes que lugareños. La oferta hotelera aquí es bastante económica y se decanta por el turismo de excursión a la montaña.

QUÉ HACER EN MANALI

Rutas de senderismo impresionantes

Hay una muy amplia oferta de rutas de senderismo. Los trekking pueden arreglarse con las agencias para varios días o realizar alguno por cuenta propia en recorridos cercanos. Por ejemplo, se puede llegar a Old Manali a través de un pequeño puente al final de Vashista, en lugar de tener que llegar hasta los puentes principales de la parte nueva.

Baños en la terma medicinal

En Vashistha también son muy afamados los tratamientos termales. Cercano al templo se encuentran los caños de agua termal que traen agua cálida y terapéutica de la montaña. En cualquier época del año se pueden ver a las personas tomando tranquilamente su baño aquí o incluso lavando las ropas. El agua sale continuamente caliente y es especialmente beneficiosa para la piel y para tratar cualquier tipo de problema dérmico.

Vivir las supersticiones

A pesar de la influencia tibetana, este lugar es particularmente de tradición Hindú. Así, los templos de esta tradición se multiplican y algunos tienen algunas supersticiones bastante curiosas. Por ejemplo, en la terma se dice que Parvati, la esposa de Shiva, perdió un anillo y éste hundió su tridente en el suelo y generó que el agua fluyera desde el interior de la tierra cálida y llena de minerales sanadores. De esta tierra también son famosas las tiendas de tratamientos curativos a base de hierbas y piedras sanadoras.

¿Quieres saber qué más ver en Manali?

Castillo de Naggar

A 22 kilómetros se encuentra el Castillo de Naggar, al que se puede llegar en un bus que tarda aproximadamente una hora desde New Manali que va atravesando aldeas himalaicas en el camino. Sólo el viaje, merece la pena. El castillo en sí ofrece una vista espectacular del valle y nos cuenta la historia de la dinastía que gobernó estas tierras. Se trata de un edificio puramente construido con piedra y madera que sirvió de residencia principal a la familia real. Cuantas los aldeanos que el templo del castillo guardó durante mucho tiempo una gran importancia con respecto a los dioses que frecuentaban el valle. El edificio sería remodelado por los británicos y por último regentado como hospedaje para los visitantes. Hoy se puede reservar habitación en este castillo y pasar una velada con una panorámica del valle y sus alrededores.

CONSEJO PROPINA

Y es que Manali es legendaria y llena de historias sobre mística y antigüedad. Pero muchas de estas historias hoy ya no se oyen por el clamor de un turismo en exceso consumista. Para empaparte de su magia y no quedarte con una fotografía bellísima pero estéril en la retina, siéntate sin relojes de por medio a hablar con las personas que son de allí y que te cuenten de aquel lugar.

CLAVES PARA EL VIAJE

Lleva abrigo, por las noches refresca
Calzado para montaña
Cámara de fotos imprescindible
Los únicos cajeros están en la estación de autobuses

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Manali: algunos rincones a visitar de esta maravillosa ciudad del Himalaya puedes ver mucha más información en la categoría Asia en 2023.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir